Foto: Especial
Durante la sesión de la Segunda Sala, los ministros determinaron que el gobierno de Chihuahua puede investigar a Peña Nieto sólo por los delitos que afecten a la entidad y no puede proceder en su contra cuando se trate de ilícitos federales.

CDMX.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) le dio un revés al expresidente de la República, Enrique Peña Nieto, al modificar la suspensión que hasta ahora lo protegía de que la Fiscalía General del Estado de Chihuahua lo investigara por delitos del fuero común.

Durante la sesión de la Segunda Sala, los ministros determinaron que el gobierno de Chihuahua puede investigar a Peña Nieto sólo por los delitos que afecten a la entidad y no puede proceder en su contra cuando se trate de ilícitos federales.

La resolución, cuyo proyecto corrió a cargo del ministro Javier Laynez Potisek, fue emitida en el recurso de reclamación presentado por la Fiscalía de Chihuahua contra la suspensión concedida a favor de Peña Nieto y de su gabinete por Eduardo Medina Mora, en octubre de 2018.

La Sala precisó que los fiscales de Chihuahua no pueden proceder contra el expresidente por las decisiones que tomó en ejercicio de sus funciones como servidor público federal. La suspensión originalmente protegía a Peña Nieto y a su gabinete contra las investigaciones de autoridades estatales, por supuestos desvíos de recursos a campañas electorales.

El acuerdo del ministro Medina Mora establecía que de no concederse la suspensión, se podría generar una situación grave de impunidad al no tener certeza de cuáles son los fiscales y jueces competentes para procesar las investigaciones.

Apenas el lunes, VANGUARDIA publicó que las autoridades de Estados Unidos estaban investigando al expresidente Peña Nieto por presuntamente haber recibido un soborno de la compra que hizo Pemex por el Grupo Fertinal que se encontraba en quiebra, en el 2015.

 

Al siguiente día, en Twitter, el exmandatario negó categóricamente haber recibido un soborno. Sobre esa acusación, la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, rechazó el intento de generar una “cortina de humo” y una “cacería de brujas” con la investigación que el gobierno de Estados Unidos realiza a Peña Nieto, por supuestamente recibir un soborno en la compra de Grupo Fertinal por parte de Pemex.

Ruiz Massieu aclaró que el PRI apostará por la rendición de cuentas de los gobiernos, pero igual denunciará cuando “se utilicen filtraciones, dichos de testigos protegidos que negocian favores procesales, a cambio de levantar acusaciones falsas”.

“El gobierno de Estados Unidos ha señalado también que es una falsedad que se esté investigando al exmandatario, de tal manera que reitero: rendición de cuentas sí, cacería de brujas y uso político de filtraciones y de las instituciones de justicia, nunca”, expresó.

En octubre del 2018, el entonces presidente de la República, Enrique Peña Nieto y su gabinete reciben una suspensión de amparo para no ser investigados por supuestos desvíos a campañas electorales.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación modifica la suspensión y permite que la Fiscalía General de Chihuahua investigue a Peña Nieto. De acuerdo con la Suprema Corte, las autoridades de Chihuahua sólo podrán investigar al expresidente por delitos del fuero común y no del federal.