Especial/ Las vacunas se componen de diferentes propiedades
No ocurre a consecuencia de las vacunas

Ha surgido en redes sociales, una nueva teoría de conspiración sobre las vacunas contra COVID-19, la vacuna contra covid-19 provoca que el tenedor se pegue a tu brazo.

Sin embargo, no ocurre a consecuencia de las vacunas, pero antes de empezar exploremos de qué están hechas estas dosis.

Las vacunas se componen de diferentes propiedades, aunque también dependerá de la técnica de las que se hacen las inmunizaciones: puede ser de ARN mensajero, de vectores virales, de virus atenuados, entre otros. Y sí, para preservar cada una de estas estructuras se necesitan de ingredientes adicionales.

De la información que proporcionan cada una de las farmacéuticas no se incluye ningún imán, aunque sí elementos hechos de metales; sin embargo, si te pones a pensar un poco una vacuna no puede acumular tanta cantidad para que un tenedor se quede sujeto a tu brazo.

De acuerdo con la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), los ingredientes que contiene esta vacuna son ARNm, lípidos, cloruro de potasio, fosfato monobásico de potasio, cloruro de sodio, fosfato dibásico de sodio hidratado y sacarosa.

Pero, ¿por qué el tenedor se queda parado?

Para explicarte esto, haz el siguiente experimento para esto necesitas: un tenedor, agua y tu mano (y que tal vez no te hayas bañado en las últimas 24 horas). Lo que vas a hacer es mojarte las yemas de los dedos lo suficiente y a frotarla en tu brazo fuertemente, varias veces. Repítelo una vez más.

Espero que hayas tenido el tenedor a lado tuyo, porque lo que sigue es pegar el tenedor a tu brazo y la magia sucede: el tenedor se tiene que quedar pegado a tu brazo por un par de segundos. Y sí, esto es lo que pasa en la mayoría de los videos y fotografías que algunos usuarios usan para hacerte creer que te inyectaron altos niveles de metal como para parecerte a un extraño mutante de Marvel.

Hasta ahora no existe evidencia científica de que las vacunas contengan contra el coronavirus contengan rastreadores implantados para monitorear o registrar las actividades de las personas. Ante el “éxito” de este reto, otros usuarios se han adelantado a asegurar que es completamente falso, ya que los argumentos de la hipótesis complementarían una narrativa similar a las conocidas como teorías de la conspiración, las cuales destacan por no tener recursos que comprueben lo planteado.

Fue a finales del mes pasado cuando el reto alcanzó su punto álgido, luego que cientos de internautas compartieran sus videos personales en la red social, en donde destacó la grabación en donde se ve a una persona mayor colocar un pedazo de metal en su brazo, y éste se queda adherido a su piel. De acuerdo con las grabaciones esta supuesta evidencia comprobarían la su teoría. No obstante, la pieza de metal se desprende al poco tiempo.