Archivo
La FGE integró una carpeta de investigación por el caso de una supuesta violación de una joven estudiante del CBTis 48, quien aseguró haber sido agredida por un delincuente que le amenazó con un arma punzocortante para llevarla a una vivienda donde presuntamente cometió el delito

La Fiscalía General del Estado integró una carpeta de investigación por el caso de una supuesta violación de una joven estudiante del CBTis 48, quien aseguró haber sido agredida por un delincuente que le amenazó con un arma punzocortante para llevarla a una vivienda donde presunmtamente cometió el delito.

Luego de darse a conocer el caso, VANGUARDIA solicitó información a la dependencia donde se dijo que el Ministerio Público está recabando entrevistas y realizando diligencias, mismas que se están integrando en la carpeta de investigación.

A decir de Jorge Soto, director del Hospital General de Saltillo, Marcela “N” ingresó cerca de las 12:00 de este jueves al nosocomio, por su propio pie.

El personal al escuchar que había sido víctima de violación aplicó los protocolos correspondientes en la joven de 14 años, es decir, recurrieron a la Norma Oficial Mexicana 046 y se le dio acompañamiento y atención médica.

 

Aunque no fue internada porque no mostraba signos de violencia, se encontraba en estado de shock. Existen versiones que desvirtuarían la violación. Fuentes allegadas al caso, dieron a conocer a VANGUARDIA que aunque la menor de edad declaró haber sido víctima de violación, el dictámen del médico legista arrojó que no había rasgos de violencia, sin embargo, sí de una relación sexual consensuada.

Se habla de la existencia de un video, de una tienda comercial donde se percibe cómo la menor, junto a un joven apartentemente de su misma edad, caminaron juntos hacia una vivienda e ingresaron, pero no se vio forzada en ningún momento. Argumentan que se podría tratar de una mentira montada por la joven que se deriva de una problemática familiar.

Pese a ello, el hecho derivaría a una violación equiparada, pues el artículo 229, numeral I del Código Penal de estado de Coahuila indica que una violación equiparada es cuando existe cópula con una persona de cualquier sexo, menor de 15 años de edad.

De ser verdad estas versiones, serían al menos cuatro jovencitas saltillenses que inventaron secuestros o embarazos para llamar la atención.