AP
Literalmente, el quarterback enfocó sus entrenamientos de pretemporada a aumentar su fortaleza y masa muscular para absorber mejor los impactos de los defensivos

A sus casi 42 años de edad, el quarterback de los Patriots de Nueva Iglaterra finalmente piensa en cuidar su físico y por eso aumento masa y fuerza muscular de cara a la siguiente temporada de la NFL.

“Quería estar un poco más grande este año y sumar unas cuantas libras para tratar de absorber mejor los golpes”, dijo el pasado miércoles en una plática con reporteros. “Trabajé bastante duro en eso”.

Brady no es un quarterback pequeño, mide 1.93 metros y pesa 102 kilos, pero en su carrera se había enfocado a ser más felxible, para poder hacer ajustes al momento de estar en el emparrillado y tener mejor fluidez.

Pero este año será diferente, sabe que las defensas harán ajustes y no puede cargarle toda la responsabilidad a su línea ofensiva, por lo que en temporada baja se dedico a fortalecer su cuerpo y aumentar la masa muscular para poder absorber mejor los eventuales impactos de los defensivos.

Brady cumple 42 años de edad este sábado y busca ser el primer quarterback en iniciar los 16 partidos de temporada regular a esa edad, pero para eso debe mantenerse sano y evitar a toda costa las lesiones.

“Amo el deporte. Amo jugarlo desde que era niño. Es difícil para mí imaginar hacer cualquier otra cosa en la vida”, explicó a los reporteros. “Amo jugar, así que poder estar allá afuera a los 41 (casi 42), es una cosa bastante grandiosa para mí”.

Aunque cambió su tipo de entrenamiento previo al arranque de campaña, algo no tuvo alteraciones, el no asistir a las sesiones voluntarias, pues algo que también le ayuda a llevar de la mejor manera la larga temporada es el aprovechar el tiempo libre para pasarla con su familia.

“Ha sido grandioso para mí pasar los recesos de temporada con ellos y realmente llenar ese espacio y darles el tiempo, el apoyo, el amor que requieren”, expuso. “Cuando estoy aquí haciendo lo mío, mi esposa debe cuidar el fuerte, y ella ha dejado muchas cosas en pausa para apoyar mis sueños. Siento que es mi responsabilidad como esposo hacer lo mismo por ella. Ella está contenta cuando regreso a casa luego de la temporada, sabe que me hace feliz. Fue un gran receso de temporada, pero ahora es momento de futbol americano, y pienso que todos en nuestra familia están preparados para ello”.

Algo en lo que Brady también deberá hacer ajustes en esta prentemporada es en cómo suplirá la ausencia de su gran amigo y ahora ala cerrada retirado, Rob Gronkowski.

“Es un gran jugador. Reemplazar a grandes jugadores, no es como si solo fueras a un árbol de alas cerradas y escogieras a otro. No puedes simplemente tomarlo”, explicó. “Debes encontrar tipos que vienen y ponen el trabajo y quieren intentar contribuir... Son todos jugadores nuevos, así que debemos encontrar el modo de ponerlos al día y mostrarles cuáles son nuestras expectativas, el nivel de competencia diario”.