Histórico. Partidarios de Donald Trump asaltaron el pasado 6 de enero el Capitolio. AP
Autoridades advirtieron un posible ‘complot’ de una milicia

WASHINGTON, EU.- La Cámara de Representantes de Estados Unidos suspendió la sesión que tenía prevista para este jueves después de que las autoridades alertasen de un plan de una milicia para asaltar de nuevo el Congreso.

La Cámara Baja debía debatir mañana un proyecto de reforma de la Policía, pero los demócratas que dominan el hemiciclo adelantaron ayer por la noche esa votación, así como otra sobre el derecho a voto.

Los demócratas no han querido poner en riesgo a los legisladores, sus asesores y al personal del Congreso después de la alerta de la Policía del Capitolio sobre un posible nuevo asalto este jueves.

En un comunicado, ese cuerpo indicó que había obtenido información de Inteligencia que “muestra un posible complot de una milicia identificada para irrumpir el jueves, 4 de marzo, en el Capitolio”.

“Ya hemos hecho actualizaciones de seguridad significativas que incluyen el establecimiento de una estructura física y un aumento del personal para garantizar la protección del Congreso, el público y de nuestros agentes de policía”, según la nota.

La Policía del Capitolio agregó que se toma esa información de Inteligencia muy seriamente y colabora con sus socios a nivel local, estatal y federal para detener cualquier amenaza contra la sede del Congreso.

El Senado, por su parte, aún no se ha pronunciado sobre su actividad del jueves, cuando estaba previsto que los legisladores debatan el rescate económico de 1,9 billones de dólares impulsado por la Casa Blanca.

La semana pasada, la Policía del Capitolio advirtió de un posible plan de extremistas para volar el Congreso cuando Biden pronuncie su primer discurso ante las dos Cámaras legislativas.