Melbourne. El trabajador promedio de tiempo completo gana mil 586 dólares australianos a la semana.
De acuerdo con un reporte del Deutsche Bank Market Research, dos destinos de Australia (Sidney y Melbourne) están entre las 10 ciudades con mejor calidad de vida. Y, según cifras del Australian Bureau of Statistics, entre mayo de 2017 y 2018 el trabajador promedio de tiempo completo ganó mil 586 dólares australianos a la semana (21 mil 673 pesos, aproximadamente)

Si sueñas con vivir en Australia, debes saber que necesitas conseguir una visa que te permita buscar un trabajo y establecerte de manera permanente allá. Existe un sistema que te ayuda a iniciar este trámite.

A través de su Departamento de Asuntos Internos, el gobierno de Australia tiene un sistema llamado SkillSelect, el cual te permite solicitar una visa de trabajo con base en tus habilidades y experiencia. Es una plataforma en línea donde puedes crear un perfil y ser invitado para obtener tu documento de viaje.

Cómo funciona

En el sitio web de SkillSelect debes crear una cuenta con tus datos básicos (nombre completo, país de nacimiento, género, número de pasaporte, lugar de residencia y estado civil). Ya con una cuenta, debes elegir el área laboral a la cual perteneces y alimentar tu perfil con toda la información detallada que consideres útil para conseguir un trabajo: grado de estudios, certificaciones, experiencia, habilidades, etc. Hacer esto no tiene costo.

Cuando completas tu perfil o EOI (siglas en inglés de “Expresión de Interés”), es posible recibir invitaciones para aplicar por una visa de trabajo. El sistema de SkillSelect envía invitaciones automáticamente para los EOI mejor calificados. También puede nominarte el gobierno de determinado estado o territorio del país. Cuando recibes una invitación, tienes 60 días como máximo para aplicar por una visa.

En línea, existe una lista con las profesiones u oficios que pueden aplicar por una visa de trabajo. El tipo de visa que puedes solicitar es determinado por tu ocupación. Algunas veces se hacen cambios a la lista de ocupaciones, con base en el mercado laboral dentro de Australia.

Cada año se publica el máximo de aplicaciones que es posible recibir por profesión. Para 2019, por mencionar algunos ejemplos, se reciben como máximo mil 251 aplicaciones de arquitectos, mil de ingenieros eléctricos y 17 mil 322 enfermeras.

Qué más te pueden pedir

En el caso de algunas profesiones es necesario cumplir con una evaluación de habilidades para poder aplicar por una visa de trabajo. La evaluación es realizada por una autoridad en la materia (la lista de ocupaciones señala qué institución se hace cargo). El trámite depende de cada institución pero, en general, te piden documentos que avalen tu formación; es posible que debas pagar una tarifa.

En ciertos casos también es necesario cumplir con un examen de inglés.

Cada visa participante en el programa de SkillSelect tiene sus propias reglas y requisitos. Por ejemplo, el tipo de visa 189 requiere que tengas menos de 45 años para solicitarla; cuesta tres mil 755 dólares australianos (51 mil 310 pesos) y el trámite tarda unos ocho meses en el 90% de los casos.

Qué pasa si no te invitan

Tu perfil, o EOI, se almacena por hasta dos años en la plataforma de SkillSelect. Durante ese lapso te permiten hacer actualizaciones sobre tu formación profesional o experiencia que aumenten tu posibilidad de ser elegible para obtener una visa de trabajo.

Tu EOI es calificado con cierto número de puntos. Cada mes, se publica cuántas invitaciones han sido enviadas y el puntaje mínimo de los seleccionados. Esto te da una idea de qué necesitas para mejorar tu perfil.