Foto: Tomada de Internet
El mariscal de campo sabe que está campaña deberá dar ese salto de calidad esta campaña para consolidarse en la NFL

El mariscal de campo Teddy Bridgewater jugará su tercera campaña frentre a los Minnesota Vikings y tiene su misión muy clara: dar el salto de calidad para sobresalir en la NFL.

Aunque se ha mostrado como un titular capaz de administrar el juego, limitar sus errores y guiar una ofensiva de talento, Bridgewater necesita ofrecer jugadas grandes y una mejor producción aérea rápidamente.

Su mayor ventaja es el corredor Adrian Peterson, un estelar decidido a conquistarlo todo en la etapa final de su carrera que brinda un apoyo invaluable para liberarle presión al quarterback. El surgimiento del receptor abierto Stefon Diggs verá a un cómplice ideal con el novato Laquon Treadwell, mientras que Kyle Rudolph está afianzado como un ala cerrada confiable con potencial de Pro Bowl.

Con todo y eso, el entrenador en jefe Mike Zimmer se ganó una extensión de contrato esta temporada baja por su tremenda labor defensiva. Estelares de la talla de Linval Joseph y Sharrif Floyd como tackles, Everson Griffen en el extremo de la línea, Anthony Barr como apoyador fuerte y Harrison Smith como safety libre dan a Minnesota un gran argumento para repetir su título de la NFC Norte.

LA ADICIÓN QUE MÁS AYUDARÁ SERÁ...
El novato Treadwell. Será titular de inmediato y ofrecerá velocidad y competencia aérea. Treadwell tiene el talento y la capacidad para soñar con otro buen año por parte de los receptores novatos, como fue el caso de Amari Cooper en el 2015 y antes de él Odell Beckham Jr., Jarvis Landry, Mike Evans, Sammy Watkins, entre otros.