Llegó el último mes del 2018 y ayer también dio inicio el gobierno denominado de “La Cuarta Transformación” dando con ello pie para que a partir de mañana regrese a la pantalla chica “La Gaviota”.

Esto porque como sucediera por los primeros 70 años del PRI en el poder con figuras como Christiane Martell de Alemán, quien por estar casada con el empresario y político Miguel Alemán Velasco fue “vetada” de la televisión por décadas en relación a lo realizado en cine, tras seis años de haber sido la primera dama de la nación Angélica Rivera “regresa” a la pantalla chica vía su mayor éxito en telenovelas, “Destilando Amor” vía el canal de TL Novelas, refrito del éxito colombiano de 1994 “Café con Aroma de Mujer” donde interpretó el personaje de “La Gaviota” por el que se hizo conocida por los grandes públicos cuando todavía las telenovelas del horario estelar de Televisa era de los más concurridos del rating.

En medio de rumores de un supuesto retorno a la pantalla de la actriz después de fijar su residencia en la ciudad de Miami, y a reserva de separarse (o no) del hoy ya ex presidente Enrique Peña Nieto como lo han manejado algunos medios, el panorama para Angélica Rivera para regresar a protagonizar una telenovela no es muy alentador desde el momento en que televisoras aliadas de alguna u otra manera a Televisa con filiales en Miami como Telemundo o Univisión ya no producen propiamente telenovelas sino las hoy denominadas “Super Series” donde en la primera ya “amenaza” Kate del Castillo volver el año próximo con la segunda parte de “La Reina del Sur” y en la segunda las protagonistas son actrices que casi le doblan la edad como ocurre con Angelique Boyer en “Amar a Muerte”, por ejemplo.

El galán de Angélica Rivera en “Destilando Amor”, Eduardo Yañez, por ejemplo, tras haber concluido su contrato de diez años de exclusividad en Televisa en el 2015 con “Amores con Trampa” volvió a las filas de Telemundo, donde incursionó en los años 90 al lado de Lucía Méndez y Adela Noriega en “Marielena”, de 1992, y “Guadalupe”, de 1993, para grabar la actualmente en transmisiones “Falsa Identidad” y el mencionado estreno del año próximo “La Reina del Sur 2”, pero sus contrapartes femeninas que son divas del género con más años “de rodada” que “La Gaviota” han tenido sus últimos protagónicos en el 2011 la primera con “Esperanza del Corazón” y la segunda hace justo una década con la hace poco también retransmitida “Fuego en la Sangre”, también al lado de Yañez, del 2008.

Por lo mismo, y más en este cada vez más inestable negocio de las telenovelas ahora convertidas en teleseries, aplica hoy más que nunca el dicho aquel de que “el que se fue a la villa perdió su silla”, y todavía peor si divorciada desde antes de casarse con el ex presidente Peña Nieto a finales de noviembre del 2010 del productor José Alberto Castro (quien este año “amarró” una segunda temporada de su más reciente éxito televisivo “Por amar sin Ley” para transmitirse el ya próximo 2019)  ahora sí que Angélica Rivera necesitaría de un padrino “muy picudo” para regresar al género que la hizo famosa en la pantalla chica …pero la verdad, y sin desearle ningún mal a este respecto, sólo la podemos ver por ahora en una especie de docu-drama del estilo “Ingobernable” … CONTINUARÁ …

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com