Foto: Archivo
El proceso durará dos años, dice el titular de Política Regulatoria

Teléfonos de México (Telmex) y Teléfonos del Noreste (Telnor) deberán cumplir con la separación funcional que les ordenó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) aunque impugnen esa resolución. En ese mandato va la obligación de dar viabilidad financiera a las dos empresas de servicios mayoristas, que deberán resolver los problemas laborales que les signifique trasladar personal a las nuevas empresas y activos que garanticen sus operaciones, señaló el titular de la Unidad de Política Regulatoria de esa institución, Víctor Manuel Rodríguez Hilario.

Detalló que cumplir esos requerimientos deberá llevar dos años, a partir de ayer. Al cumplirlos no dejará de ser preponderante y tampoco tendrá derecho a dar el servicio de televisión restringida, porque eso se regula de otra manera.

Este plan de separación funcional no fue aprobado en el pleno por unanimidad, ya que las comisionadas Adriana Labardino y María Elena Estavillo, junto con Adolfo Cuevas, votaron en contra. Los sufragios en favor fueron de Gabriel Contreras, Mario Fromow, Javier Juárez Mojica y Arturo Robles Rovalo.

Explicó que si Telmex llega a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y al final ésta resuelve que tiene razón, entonces se verá lo que proceda, pero mientras tanto deberá crear dos empresas mayoristas, una por Telmex y otra por Telnor, que aunque moralmente serán compañías separadas, en los hechos serán una en la nueva entidad que se creará.

El funcionario negó que los precios de los servicios que ofrecerá la nueva empresa hayan estado a discusión en la integración del plan de separación, porque éstos ya están fijados en la oferta de referencia de los servicios de red, mismos que se revisarán en julio próximo para establecer los que estarán vigentes el año próximo.

El lunes pasado el IFT notificó a Telmex y a América Móvil, como parte del grupo de interés económico del agente económico preponderante, que fue aprobado el plan final para la separación funcional de Telmex, a lo cual la empresa respondió que impugnará la resolución, porque lo mandatado por los comisionados es diferente a lo que ellos propusieron. Advirtieron que su consejo de administración decidió no subsidiar a las nuevas compañías.

Junto con la directora general de Desarrollo de las Telecomunicaciones y Radiodifusión, Lorely Ochoa Moncisvais, Víctor Manuel Rodríguez explicó que Telmex y Telnor deberán crear cada una una empresa de servicios mayoristas que moralmente estarán separadas, pero en los hechos operarán como una en la nueva empresa a crear, como parte del mandato de separación funcional.