Foto: Cuartoscuro
Reportaron saldo blanco
Miren lo que son las cosas, estamos a punto de vivir el simulacro del terremoto del 19 de septiembre del 85”.
Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la CDMX.

CDMX.-La Ciudad de México fue puesta a prueba con el sismo de 8.2 grados registrado el jueves, y demostró que ha avanzado en capacitación, toma de conciencia y conocimiento de qué se debe hacer durante un temblor, afirmó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Durante la presentación de la estación temática de ciclismo en Velódromo, el mandatario capitalino destacó que la CDMX ha avanzado en materia de normatividad y construcción de edificios, pues ninguna torre o unidad habitacional se derrumbó durante el movimiento telúrico.

“Yo creo que hay mucho que agradecer y mucho que reconocer también, hay que reconocer el trabajo de la ingeniería mexicana, que ha sido la que ha podido establecer las normas que hoy rigen las obras en la Ciudad de México.

“Hay que reconocer a los técnicos, hay que reconocer a los trabajadores y hay que reconocer a la gente que ha tomado conciencia de qué hacer en el caso de un sismo como este”.

Dijo que la magnitud de 8.2 grados “era para que todo mundo hubiéramos entrado en crisis y hubiéramos salido disparados para ver a dónde correr”, sin embargo, la reacción de los ciudadanos se dio a tiempo y de manera ordenada hacia las zonas de concentración.

“Vimos protocolos que se siguieron en diferentes puntos de la Ciudad, vimos una ciudadanía que reaccionó ante la alerta sísmica; esta alerta sísmica que nos da una ventaja operativa muy importante; no todas las ciudades del país la tienen. 

 

LAS ACCIONES:

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México abrió nueve centros de acopio para ayudar a los damnificados de Chiapas y Oaxaca por el sismo.

Solicitaron artículos de primera necesidad como agua embotellada, frijoles en lata, atún y leche en polvo que se donaron de las 9 a las 18 horas en los distintos puntos de atención.