Twitter
Por el momento solo se aprecia una columna de humo blanco que sale del principal volcán activo de Europa

El volcán Etna de Italia, el más activo y más alto de Europa, entró en erupción el lunes, enviando una enorme columna de ceniza al cielo y provocando el cierre del aeropuerto de Catania, en la costa este de Sicilia.

Una cadena de alrededor de 130 temblores ha sacudido al volcán desde alrededor de las 08:00 GMT del lunes, dijo el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia, y el más fuerte alcanzó una magnitud de 4,0.

Después de las sacudidas hubo un aumento de la actividad del volcán, que culminó con una enorme columna de ceniza cerca de las 12:00 (11:00 GMT).

"La erupción ocurrió sobre el lado del Etna, la primera erupción lateral en más de 10 años, pero no parece peligrosa", explicó a la AFP el vulcanólogo Boris Behncke, del instituto nacional de geofísica y vulcanología (INGV). 

Por el momento solo se aprecia una columna de humo blanco que sale del principal volcán activo de Europa, pero sin la expulsión de lava.

No se reportaron heridos.

Una gran parte del espacio aéreo alrededor del volcán ha sido cerrado por falta de visibilidad. En el aeropuerto de Catania, en el este de la isla italiana, solo cuatro llegadas por hora estaban autorizadas el lunes en la tarde. 

A las 16:00 GMT se ha convocado la unidad de crisis del aeropuerto para dar mayor información a los pasajeros y a las compañías aéreas.

El volcán de 3.330 metros de altura puede estallar en espectacular despliegue varias veces al año, arrojando lava y cenizas sobre la isla mediterránea. La última gran erupción fue en 1992.

A finales de marzo, un estudio publicado en la revista Bulletin of Volcanology reveló que el Etna se desliza muy lentamente hacia el Mediterráneo, a un ritmo constante de 14 milímetros por año.

En el pasado el volcán, sometido a constante vigilancia, ha sido responsable de diversos episodios de destrucción, como cuando en 1699 una erupción arrasó casi totalmente la ciudad de Catania.