Archivo
De acuerdo con testigos, era común ver a don Lucio tomando en las esquinas y amenazando, pistola en mano, con desalojar a las familias de sus casas.

Los vecinos de la colonia Bellavista tienen miedo de que Lucio Soto Flores, el octagenario que en diciembre pasado diera muerte a una mujer por un conflicto de tierras, salga libre. 

Esto después de que se enteraron que los defensores del imputado están promoviendo diversos recursos legales para que el hombre sea beneficiado con la prisión domiciliaria. 

Como se recordará, el pasado 17 de diciembre, don Lucio, de 82 años, asesinó de 2 disparos en la cabeza a Linda Rubí Jaques Flores, de 38, luego de una discusión por un terreno ubicado en dicho sector.

Por esos días salió a relucir que en 1987 Soto Flores había pasado 20 años en prisión por el homicidio de otra mujer que estaba embarazada.

Los motivos: problemas de tierras en la misma colonia. 

Hace algunos días en el barrio empezó a circular la noticia de que Lucio Soto Flores podría dejar la cárcel y pagar su condena en casa. 

Los vecinos se espantaron. 

De acuerdo con la versión de los habitantes de esta zona, que pidieron el anonimato, era común ver a don Lucio tomando en las esquinas y amenazando, pistola en mano, con desalojar a las familias de sus casas.

“Tenemos miedo, más por las criaturas. No nos gustaría que quedara libre y más por lo que hizo a Rubí”, dijo un ama de casa.

Los colonos señalaron además que don Lucio, quien se ostenta como dueño de este sector, ha cometido fraude en varias ocasiones con estas tierras mismas que ha vendido y revendido a las familias, siempre por la fuerza . 

“Siempre cargaba una pistola en su carro. Actuaba a las malas. Se adueñaba de las calles, sacaba a la gente nomás de puros puntos con policías y todo, así nomás a la brava”, declaró otro morador de la Bellavista.

Los residentes de este lugar, concretamente de la calle José María Godívar, temen que de quedar libre don Lucio ocurra una nueva desgracia.

“¿Se imagina, si ya mató a dos personas?, ¿cuántas más se va a llevar?”, advirtió un padre de familia. 

Y revelaron que ahora son los hijos de don Lucio quienes han estado amenazando a los vecinos, si no dejan las viviendas.

“Estoy amenazado, que me cuide, que me cuide, me dicen, porque yo soy uno de los que lo ha perjudicado”, dijo un vecino que hace tiempo logró ganar un juicio a don Lucio por el terreno donde ahora ha fincado su vivienda.

Finalmente, los afectados hicieron un llamado a las autoridades para que hagan justicia sobre este caso y no permitan que don Lucio deje la cárcel, porque “ese tipo de personas son un peligro para la sociedad. Que pague”, exigió otra vecina.