Exhorto. Habitantes de la carretera Monterrey-Saltillo, a la altura del bulevar Jaime Benavides Pompa, denuncian que frecuentemente hay accidentes en la zona y piden una revisión a la vialidad. HÉCTOR GARCÍA
Hicieron un llamado a las autoridades locales y federales para que verifiquen el trazo de las vialidades y las condiciones en que se encuentra

Tras el fatídico accidente ocurrido el mediodía día del pasado jueves sobre la carretera Monterrey-Saltillo, en su cruce con el bulevar Jaime Benavides Pompa, entre dos unidades de carga frente a la Plaza Aeropuerto en Ramos Arizpe, vecinos lanzaron un exhorto a las autoridades para que revisen las condiciones del asfalto.

Aseguran que existen una serie de desniveles y vados que son casi impredecibles a la vista, pero que podrían ser la causa de los accidentes.

Comercios y vecinos ubicados sobre la lateral de la carretera señalaron que los incidentes viales en este tramo son frecuentes, aunque no de la magnitud del que se registró recientemente.

“Exactamente entre esas dos palmeras hace dos años se registró un accidente idéntico, el tráiler brincó el camellón y embistió a un carro que transitaba por ahí.

“Lo que nosotros hemos detectado es que ahí hay un desnivel, un vado que se ha formado con el paso de los años y quizá por la carga de los tráileres, al bajar del puente, eso les truena las llantas o los saca del camino”, apuntó José Luis, dueño de un taller industrial ubicado justo en frente.

PIDEN VERIFICAR CONDICIONES

Por su parte, empleados del hotel Mario’s Inn señalaron que hace años entre los vecinos cooperaron para pavimentar la lateral de la Monterrey-Saltillo y acceder a sus establecimientos. Sin embargo, con los años para poder incorporarse a esta vialidad los conductores deben maniobrar y librar a los traileres que se estacionan en el tercer carril de la carretera, quitándoles el derecho de paso.

Hicieron un llamado a las autoridades locales y federales para que verifiquen el trazo de las vialidades y las condiciones en que se encuentra.

“Es un problema que tenemos desde hace muchos años, han sido muchas las administraciones que han pasado y nadie pone atención, ya varias desgracias han sucedido y nada cambia”, apuntó uno de los comerciantes.

Respecto a la problemática, VANGUARDIA solicitó una entrevista con el alcalde José María Morales, sin embargo, no hubo respuesta por parte del edil o sus colaboradores.