“¿Tengo que aguantarme o lo acepto y lo salpico?” Es pregunta sincera y confiada hecha en nivel confidencial.

Hay repercusiones emocionales y afectivas.

Lo pandémico no es solo la penetración viral en los organismos humanos sino también los desequilibrios mentales, emocionales y afectivos que ha causado el mal físico en quienes lo han contraído y en quienes están en su entorno.

Todo mundo va descubriendo el catálogo de las emociones que erosionan, que desequilibran, que destruyen: el miedo, el enojo, la tristeza y frustración, desilusión, desánimo, decepción.

Se da la actitud de no dejar entrar estos estados de ánimo y estas actitudes aunque estén tocando la puerta. Y se conoce el estrago que causan.

Algunos hablan de “positividad tóxica” viendo a quienes no se dejan contaminar de lo negativo y juzgan siempre los problemas como oportunidad.

Ese optimismo es contemplado como tóxico porque se subraya el riesgo de indiferencia, de incuria, de pasividad, de abstención ante situaciones que se agravan.

En realidad lo tóxico no es la positividad sino su falsificación. Cuando se oculta con ella lo negativo interior.

 No es evasión de la realidad sino una forma victoriosa de visualizarla. Lo tóxico sería condenar a quien cae en lo negativo descalificando a la persona en lugar de a su conducta dañina.

Lo positivo no es tóxico. Es el antídoto, es la vacuna, la defensa suficiente frente a lo que causa manejos torpes o erróneos, precipitados o violentos empeorando la situación. Puede verse como tóxica la positividad cuando ve lo negativo como culpa de la cual huye y por la cual acusa. Eso evidencia su falsedad, su inautenticidad. Es lobo con piel de oveja.

DESOXIGENACIÓN

No hay tuberías que lleven oxígeno a los domicilios. Se requiere llenar tanques y transportarlos.

Son largas las filas de quienes tienen que dejar de trabajar por largas esperas.

Se multiplican los improvisados respiraderos domésticos al no tener los hospitalarios. Tendrán que multiplicarse también las iniciativas para suficiencia y suministro más accesible.

VACUNAS COMPRADAS

La Alianza de Estados acordó buscar los caminos para poder adquirir vacuna y establecer su propio ritmo de avance en su aplicación.

Tendrá que armonizarse lo nacional y lo estatal para lograr la igualdad de oportunidad, el turno necesario y la no exclusión.

DESPEDIDA DE CUMPLEAÑOS

Dejará la Diócesis de Linares para tomar posesión el día 29 de este mes de enero el obispo Hilario, que será sucesor del obispo Raúl, quien es ahora ya Administrador Diocesano. Esa Diócesis lo despidió el día de su cumpleaños de obispo.

Se programa una recepción en todo su trayecto de entrada a nuestra ciudad con presencia, con las debidas precauciones, de representantes de las parroquias evitando aglomeración.

Será a las 12 PM la celebración eucarística en la Catedral y después un convivio de pocos invitados.

El nuevo obispo, Hilario González, nació en la ciudad de Monterrey el 19 de junio de 1965.

Es ingeniero en Computación Administrativa (1986) por la Universidad de Monterrey (UdeM), Bachillerato en Teología (1994) y Licenciatura en Filosofía (1996) de la Universidad Pontificia de México.

Fue ordenado presbítero en Monterrey el 15 de agosto de 1995 y ordenado obispo para la Diócesis de Linares, el 22 de enero de 2015.Tomará posesión como séptimo Obispo de Saltillo en este tiempo de solidaridad y servicios recíprocos...