La manera en la que nos alimentamos cambia día con día y las nuevas tendencias lo ejemplifican. Foto: EFE
Las tendencias en alimentos y bebidas que llegan este año van desde kits de comida hasta alimentos que liberan el estrés

Crear conciencia hacia el medio ambiente y exigir un compromiso ético y sostenible era una postura poco habitual hasta hace pocos años. No obstante, hoy son tendencias que dominarán nuestra manera de alimentarnos a partir de este año, según dio a conocer el informe Mintel Global Food /Drink.

Conocer estas tendencias siempre es un tema importante para el consumidor. Sin embargo, esto también le permite a las empresas identificar nuevas oportunidades de negocio, innovación y desarrollo para nuevos productos, publicó The Huffington Post.

1
¿Quién es el jefe?
La procedencia de los alimentos que consumimos es algo que inquieta a muchos. Por tal motivo, las constantes preguntas para conocer de manera detallada lo que llevamos a nuestras bocas ha propiciado el surgimiento de marcas que muestran el proceso de elaboración sus productos. La francesa "C´est qui le patron?!" (¿Quién es el jefe?) es una marca de leche que se interesa por lo que busca su consumidor por medio de encuestas en línea y se suma a una tendencia que busca informar de manera detallada a los consumidores sobre el producto que está comprando.
2
Contra el estrés
La calma y el confort parecieran estar en un plano opuesto al consumo. No obstante, marcas como Nature Dent y HäagenDazs buscan cubrir esta necesidad mediante gomas de mascar y sabores poco habituales de helado. A ellos se suman jugos para reducir la fatiga como Innocent Raspberry, y porciones de platillos para controlar los antojos como en el caso de Dr. Oetker Brasil, las cuales presentan opciones saludables con un extra que busca equilibrar el estado emocional de los consumidores.
3
Texturas nuevas
La textura puede aumentar el atractivo de ciertos productos y de ello están conscientes algunas marcas que este año apostarán por esta tendencia, mientras que otros se inclinarán hacia las fórmulas complejas. Tal es el caso del chocolate con caramelos crujientes rojos y azules que Oreo lanzó con motivo de las fiestas patrias de Estados Unidos que se dirigió específicamente a un sector de consumidores que buscan alimentos y bebidas que puedan percibir como divertidos y originales.
4
Compras personalizadas
Las compras en línea son más que una tendencia. No obstante, el próximo paso dentro de este apartado es el de personalizarlas. Con esto en mente y mediante otras aplicaciones de voz la solicitud de pedidos se hará de manera más sencilla. Por si fuera poco, lo anterior también podría dar paso para que ciertos accesorios inteligentes o apps puedan sugerir artículos a las listas de compra, basados en la familiaridad y preferencias del usuario.
5
Todo en paquete
El desperdicio de alimentos es un problema que hasta ahora se combate con poco éxito desde el lado del consumidor. Así, empresas como Hello Fresh y Blue Apronson presentan una alternativa a las compras sin sentido que terminan en la basura, por medio de cajas con los ingredientes y cantidades necesarios para preparar determinados platillos. Por si fuera poco, las empresas también podrían sugerir ciertas combinaciones de artículo, lo que podría llevar a la creación de nuevos productos para atraer a más consumidores.
6
Del laboratorio a la mesa
La incursión de los laboratorios en cuestiones alimenticias no deja tranquilos a muchos, sin embargo es algo que ya lleva años realizándose. Sin embargo, la nueva tendencia que pretende reemplazar la producción cárnica de las granjas tradicionales podría darle un nuevo giro al tema. De esta manera, Impossible Foods, con sede en Silicón Valley se dio a la tarea de crear una hamburguesa de laboratorio que imite las características de la carne que comúnmente se usa para preparar este platillo emblemático. ¿Cumplirá con las expectativas?