Foto: Especial
El abogado que ha contratado la Casa Blanca sería nada menos que Ulrich Richter, conocido defensor de TV Azteca, Proceso, el ex gobernador de Coahuila Humberto Moreira y por ganar a Google ante los juzgados

Ulrich Richter Morales, abogado de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), es conocido por ser el defensor, legalmente hablando, de TV Azteca, el semanario Proceso, el ex gobernador de Coahuila Humberto Moreira y por ganar a Google ante los juzgados.

Quizá por este último hecho el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lo eligió para hacer frente a Google, tras su enojo por el algoritmo del famoso buscador, que según él, quien busque en Google "Trump News" solo recibe noticias de los "fake new media" ("fake news media" o medios que difunden noticias falsas), término con el que Trump suele referirse a los medios que lo critican.

Según da a conocer Lourdes Mendoza de El Financiero, en su columna Sobremesa de este día, el abogado que ha contratado la Casa Blanca sería nada menos que Ulrich Richter.

El maestro en ciencias penales, Richter Morales, luego que demandó por daño moral a Google ¡y le ganó! --siendo esta una resolución sin precedente--, debe haber obtenido una considerable cantidad de datos importantes, que le podrían servir a Donald Trump, mismas que especifica Lourdes Mendoza, como las licitaciones que obtuvo Google en el gobierno de Peña Nieto, y queda la interrogante del favoritismo del INAI a Google, entre otras cosas, por el hecho de que el INAI negó notificar a Google aduciendo que no tienía dirección para tal fin, cuando tienen su oficina en una lujosa casa de Lomas de Chapultepec en la CDMX y, curioso, meses después, el INAI le dio una adjudicación directa con el mismo domicilio, además de contratar a Lina Ornelas, exfuncionaria del INAI que ahora es la directora de relaciones gubernamentales de Google en México, Centroamérica y el Caribe.

Quizá por esto es que el presidente de la nación más poderosa del mundo, eligió al abogado mexicano como su defensor ante el monstruo digital Google.