Las personas se reunieron al exterior del edificio de Desarrollo Social en Torreón | Foto: Francisco Rodríguez
Familias aseguran que ya se les acabaron los víveres y no tienen para comer

Un grupo de más de 60 vecinos del sector conocido como Manhattan, en Torreón, se manifestaron en las oficinas de Desarrollo Social de la ciudad, para solicitar apoyos alimentarios en esta contingencia sanitaria.

Un hombre reclamó que lo despidieron del trabajo y con la emergencia sanitaria no ha podido conseguir empleo. Otra señora recriminó que se han resguardado en sus casas obedeciendo las indicaciones de las autoridades de salud, pero aseguró que ya se le acabaron los víveres y no tienen para comer.

“Ya no hay nada, ya no hay frijolitos”, dijo un hombre mayor. “Ahorita es el apoyo, no cuando pase todo”, reclamó una señora. “Tenemos hambre, por eso venimos, por una despensa”, pidió una señora de la tercera edad.

 

La gente se apiñó a las afueras del edificio de Desarrollo Social, sobre el bulevar Revolución y después de presiones e insistencias, se les permitió el paso a las personas, una por una. Cuando ingresaban había un filtro sanitario, por lo que se les tomaba la temperatura. Una mujer de la tercera edad fue detectada con fiebre, por lo que fue separada del resto de los manifestantes.

Después de algo de alboroto se decidió colocar unas mesas afuera del edificio para que la gente se apuntara para recibir una despensa, que, según les dijeron, después sería enviada a sus domicilios.