Alarma. Las mentiras de la madre sobre la muerte de la bebé hicieron que se activara el Código Rojo.
La necropsia arrojó que la pequeña falleció broncoaspirada al ser amamantada

A pesar de dar una serie de falsas declaraciones por el fallecimiento de su bebé de dos meses, Alejandra Jaqueline González Moreno, de 18 años, simplemente recibió un regaño por parte de las autoridades.
E
sto debido a que se justificó un poco su estado de salud debido a una depresión postparto que sufrió la joven y debido a esto mintió en las declaraciones de lo ocurrido a su bebé.

Así también familiares de la joven recibieron indicaciones y reprimendas por parte de las autoridades, pues hubo quienes estuvieron apoyándola en sus declaraciones de lo ocurrido en la mañana de este sábado.

También se le pidió a la familia que la mujer sea llevada a terapia para que pueda sobrellevar lo ocurrido con su menor y pueda llegar a tener una vida plena en pareja.

LOS HECHOS

Alejandra Jaqueline González, presa del terror luego de ver a su bebé muerta, afirmó que a la pequeña la habían asesinado a balazos, por lo que fue activado el Código Rojo; al hogar, ubicado en la colonia Federico Berrueto Ramón acudió una “nube” de policías de todas las corporaciones, quienes al no hallar impactos de bala, cuestionaron a la mujer.

Alejandra modificó su versión: “Fue un ajuste de cuentas y a la niña la asfixiaron con una almohada”, dijo.