Comparando precios. Los últimos días papelerías y locales de venta de útiles escolares han tenido gran afluencia; es la última semana para que los padres de familia adquieran sus listas.
Mientras que la Profeco destaca la afluencia al evento anual, padres de familia afirman que no hay tantas ofertas

Corte de cabello, exámenes oculares, papelerías, libros y más, fue lo que se ofreció en la Feria del Regreso a clases organizada por la Procuraduría Federal del Consumidor y la Canaco.

Javier Mendoza Rodríguez, de la Profeco y uno de los coordinadores del evento, aseguró que a nivel nacional la Procuraduría organiza año con año esta jornada de ofertas. También declaró que la respuesta a este evento fue buena por parte de los consumidores.

La gente busca calidad y buen precio y aquí tiene la opción de encontrar todo en un mismo lugar.  

“Sabemos que es una época de alto consumo. La mayoría de las familias tiene al menos un estudiante. La respuesta ha sido favorable por parte de los 
consumidores”, aseguró. 

También indicó que lo que se le pide a los proveedores para participar en la Feria es estar dado de alta en la Cámara de Comercio, estar establecido, ofrecer un buen precio, por debajo de los que tienen en los establecimientos y que el producto sea de calidad. 

El evento terminó ayer a las 17:00 horas en el Hotel San Jorge, ubicado en el Centro Histórico de la ciudad, con una duración de 3 días. 

En total se contó con 20 expositores y 10 delegaciones estatales que redujeron el precio de las actas de nacimiento, ofrecieron libros, cortes de cabello y exámenes médicos para alumnos y padres de familia. 

Entre semana, aseguró Javier Mendoza, la Canaco y la Profeco tendrán que saber la cifra aproximada de la derrama económica que dejó esta feria.  

Al entrevistar a algunos asistentes, aseguraron que los precios son los mismos que los que tienen en las tiendas, pero aún así, hay cosas que sí les costeó comprar en el lugar.

“No hay tantas ofertas”, aseguran padres de familia.

“La situación está difícil. Tengo nueve nietos, imagínate. Andamos checando precios; hay cosas que están al mismo precio que en las tiendas pero hay otras que sí costea comprar aquí”, indicó María Isabel García, jefa de familia.