Foto: Sandra G. Gómez
El término de los trabajos permitirá la fluidez del tráfico por el Revolución que ha estado siendo desviado hacia vías alternas por el desarrollo de la obra, situación que afectó a varios negocios que se vieron en la necesidad de cerrar.

Torreón, Coahuila. – La construcción del paso deprimido del Metrobús por el bulevar Revolución va en tiempo y forma y pesar de los contratiempos que se presentaron en el proceso, la obra será entregada a finales de este mes, informó el director del Organismo Regulador del Transporte Masivo en Coahuila y responsable de dar seguimiento al proyecto Alfonso Tafoya Aguilar.

El término de los trabajos permitirá la fluidez del tráfico por el Revolución que ha estado siendo desviado hacia vías alternas por el desarrollo de la obra, situación que afectó a varios negocios que se vieron en la necesidad de cerrar por más de ocho meses.

En tanto, que en la parte del sector Alianza, todavía faltan algunos trabajos por terminar, aunque actualmente se introducen las redes de drenaje, de agua y de fibra óptica, para que el peso de los camiones no afecte el servicio cuando entre en operación el Metrobús, que será a mediados del próximo año.

Con respecto a la licitación para la construcción de la terminal Mieleras de este sistema de transporte, dijo que están en el proceso y en los próximos 15 días se estará dando el fallo de quien va a ser la constructora que esté a cargo de esos trabajos.

El denominado Organismo Regulador del Transporte Masivo del Estado de Coahuila, del que ya previamente se había designado como titular a Alfonso Tafoya Aguilar, se instaló en su primera sesión de trabajo, en la que rindieron formal protesta los integrantes de su consejo consultivo, entre ellos los alcaldes de Torreón y Gómez Palacio, Jorge Zermeño Infante y Juan Carlos Ayup Guerrero, en el entendido de que tendrán participación otros funcionarios estatales y municipales.

El alcalde Jorge Zermeño hace unos días reiteró ante el secretario de Infraestructura y Transporte el llamado a solicitar a la empresa responsable de las obras del Metrobús a que agilice los trabajos y que se intensifiquen los fines de semana e incluso en horarios nocturnos, ante las molestias que causan las obras.