El sismo se sintió a trescientos kilómetros a la redonda y se registraron varias réplicas, la más fuerte de magnitud 5.7. Foto: Tomada de Internet
El sismo se sintió a trescientos kilómetros a la redonda y se registraron varias réplicas, la más fuerte de magnitud 5.7
Un potente terremoto de magnitud 7.8 sobre la escala de Richter se ha registrado este miércoles en Alaska, a una profundidad de 28 kilómetros y a 105 kilómetros al suroeste de Peryville, la ciudad más cercana. 
 
Ante la fuerza inicial del seísmo, las autoridades emitieron una alerta de tsunami que provocó la huida de muchas personas y que se canceló unas dos horas después al considerar que no había peligro. 
 
Las regiones más afectadas por el temblor, que no ha provocado ninguna muerte, han sido el sur de Alaska, la Península de Alaska y las Islas Aleutianas.
 
 

Las sirenas sonaron y las autoridades pidieron a los ciudadanos que se refugiaran en el interior del estado o en lugares altos.

"Sobre la base de los parámetros preliminares del sismo (...) olas de tsunami peligrosas son posibles en las costas situadas hasta más de 400 km del epicentro del temblor de tierra", dijo el centro de alerta del Pacífico para los tsunamis.

"La cama y las cortinas iban y venían. Fue un terremoto muy largo", dijo un testigo en Homer, Alaska, a casi 650 km del epicentro, citado en el sitio de monitoreo de terremotos msc-csem.org. 

Miles de habitantes en Kodiak, la principal ciudad de la isla homónima, abandonaron las zonas bajas, dijo el sargento de la policía estatal Daniel Blizzard al canal de noticias 11 KTVA News.

Alaska forma parte del llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, una zona sísmica y volcánica que abarca la costa oeste de las Américas y la costa este de Asia, así como las islas de Japón, Taiwán, Filipinas, Indonesia, Malasia y Nueva Zelanda.