Foto: Archivo
Los problemas con el Model 3, su vehículo más asequible, lastran el resultado de la compañía

Tesla, la empresa estadounidense de vehículos eléctricos y baterías dirigida por Elon Musk, registró pérdicas entre enero y septiembre de 1.286 millones de dólares (1.104,4 millones de euros), más del doble de las registrada en el mismo periodo del pasado año, pese a que sus ingresos crecieron un 79,6%, hasta los 8.470,5 millones de dólares (7.273,6 millones de euros). La empresa está teniendo problemas con su modelo más asequible, el Model 3, cuya producción no alcanza las cifras previstas, lo que está lastrando sus resultados. Tesla confía buena parte de su crecimiento en el éxito de este modelo, cuyo precio arranca en 35.000 dólares, la mitad que los otros dos coches que fabrica, el Model S y el todoterreno Model X, pensados para un público más exclusivo. Las acciones de la empresa cayeron más de un 3% en Wall Street este miércoles.

En el documento en el que da cuenta de sus resultados, la empresa admite que está teniendo problemas en la fabricación del Model 3, del que solo jha podido entregar 220 unidades en el tecer trimestre. En concreto, reconoce "cuellos de botella" (bottlenecks) por problemas en el montaje de baterías del coche, la soldadura de carrocerías y el ensamblado final del coche de su factoría de Nevada. Estas etapas de la cadena de montaje no alcanzan la capacidad prevista de 1.000 unidades a la semana, por lo que retrasan a las demás partes que sí podrían alcanzar esos niveles. La empresa asegura que trabaja para arreglar estos fallos, pero no se atreve a asegurar cuánto puede tardar en acabar con todos los cuellos de botella.

En esta tesitura, Tesla se ha visto obligada a retrasar tres meses la fecha en la que debía alcanzar la velocidad de crucero de fabricar 5.000 Model 3 a la semana. Tenía previsto alcanzar ese ritmo en diciembre y ahora espera hacerlo "a finales del primer trimestre de 2018". Una vez alcancen ese ritmo de producción, dice Tesla, ya darán pasos para duplicar esa capacidad, que es el verdadero objetivo.

En cuanto a los otros dos modelos, Tesla afirma que en el tercer trimestre ha entregado 25.915 (14.065 Model S y 11.865 Model X). La cifra es un 4,5% superior a la del mismo trimestre del año pasado y lleva a Tesla a prever que en todo el año, entregará más de 100.000 unidades de sus dos modelos de lujo, un 31% más que el año pasado. No obstante, afirma que producirá en el último trimestre un 10% menos de los modelos de lujo, toda vez que desplazará capacidad de producción hacua el Model 3.

Con estos datos en la parte de fabricación de automóviles y contando también el negocio de baterías solares, Tesla ingresó en el tercer trimestre 2.984,6 millones de dólares (2.560,8 millones de euros), un 30% más que en el mismo trimestre del año pasado, pero no le sirvió para generar beneficios. Al contrario, perdió 619,3 millones de dólares (531,4 millones de euros), frente a un beneficio de 21,8 millones en el tercer trimestre de 2016.

En lo que va de año, las pérdidas ascienden a 1.286 millones de dólares (1.104,4 millones de euros), frente a los 553,5 del mismo periodo del año anterior. Antes de impuestos, la cifra es incluso superior, hasta 1.429,1 millones de dólares, un 165,6% más que el año pasado.

El País

Es un periódico fundado en 1976. Se redacta en español aunque algunas versiones autonómicas utilizan otros idiomas en algunos suplementos, su contenido son noticias de última hora sobre la actualidad en España y el mundo: política, economía, deportes, cultura, sociedad, tecnología, gente, opinión, viajes, moda, entre otros.