Protagonista. Thom York es quien encabeza a los participantes en este festival. | Foto: Especial
El Festival Ceremonia busca ser una fotografía de lo que sucede en la escena musical contemporánea

CDMX.-"Darle la espalda al reggaetón sería una tontería", dijo Diego Jiménez, director del festival Ceremonia.

De acuerdo con Jiménez, lo que intentan hacer con este festival es una fotografía de lo que sucede en la escena musical contemporánea por ello no pueden dejar fuera el género de la música urbana.

"Siempre hemos contemplado al reggaetón dentro de nuestro festival, esta ocasión tenemos a Tainy que trabajó de la mano de artistas como J Balvin y si bien no es un cantante de reggaetón como tal, es productor, viene de ahí", declaró en entrevista.

En esta octava edición del evento el talento musical que se presenta es: Thom Yorke, The Chemical Brothers, FKA Twigs.

El festival se llevará a cabo el 25 de abril del 2020 en Campo Marte, la preventa para beneficiarios de un banco en particular iniciará el 4 y 5 de diciembre.

Para el director del festival el reggaetón es parte de la cultura y de la juventud en la actualidad.

El secretario de turismo de la CDMX, Carlos Mackinlay (quien estuvo en la conferencia) declaró que festivales musicales, como el Ceremonia, eventos de cultura y arte porque generan ganancias a la capital del país.

“Este festival aporta, a la ciudad, turismo nacional e internacional, se generan recursos y modifica la distribución del espacio público, convierte a la CDMX es una ciudad cultural para todos los públicos de todas las edades”, declaró Mackinlay.

El secretario de turismo dijo que el efecto es positivo para el turismo en la capital porque festivales musicales causan que el mundo voltee su mirada a los eventos culturales del país.

“Estos festivales como Ceremonia, Vive Latino y Pa'L Norte causan que hable en otros países de México y esas son buenas noticias para el turismo mexicano”, explica Jiménez.

El festival Ceremonia es uno de los tantos eventos musicales que busca tener un lugar en la cúspide de los conciertos masivos en el territorio mexicano y especialmente en la Ciudad de México porque se muda por primera vez a la capital de nuestro país.

“Nos ayuda a que las personas que no pudieran viajar a una hora de la ciudad puedan asistir a esta edición”, comentó Jiménez.