ilustración: Esmirna Barrera

A ti mujer; la de la sonrisa tierna,

la de suaves manos al acariciar,

y de enorme fuerza, en su diaria faena.

 

A ti mujer; la de honestidad franca,

de profundos y serenos ojos al mirar,

la que de amar, jamás se cansa.

 

A ti mujer; la de completa lealtad,

la de concretas y concisas palabras al hablar,

la de grandes virtudes y compleja dualidad.

 

A ti mujer; la incansable guerrera,

la de pensadas y sabias decisiones,

la de buena casta, de buena madera.

 

A ti mujer; la de inconfundible belleza,

la de preciados y nobles sentimientos,

la de inigualable voz, la de fiel entereza.

 

A ti mujer; que ante todo eres congruente,

de incorruptible y reacia confianza,

la que escucha, apoya y sabe ser prudente.

 

A ti mujer; que das todo sin pensar,

la que no duda ni un momento en ayudar,

la que no puede lo importante olvidar.

 

A ti mujer; la de grandes ilusiones y esperanzas,

la que disfruta vivir con emoción,

mi eterna y muy sincera admiración.

 

Isabel Puente. Ama de casa y poeta frustrada

Página Siete

Página Siete es una muestra del trabajo creativo de los equipos de Redacción, Ilustración y colaboradores de VANGUARDIA.

Encuentra un nuevo texto cada semana.