Especial/ Del monto proyectado, 36.1 por ciento será para remodelaciones; 34.2 para nuevas unidades; 16 por ciento, para logística y distribución; 9 por ciento, para sistemas y tecnologías; y 6.7 para otros rubros como capacitación.
Al cierre de 2020, la Antad se integraba por 67 mil tiendas de 104 cadenas comerciales y entre sus miembros, además de tiendas de autoservicios como Soriana, HEB, Costco y La Comer, están departamentales como Liverpool, El Palacio de Hierro, Sears, Coppel y Sanborns, y especializadas como Zara, Vicky Form, Sfera, Office Depot y Flexi

Mediante un desplegado en medios nacionales como Milenio, tiendas departamentales que están afiliadas a la la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), urgieron a los gobiernos de la capital del país y del Estado de México a reabrir sus puertas el próximo 22 de enero, pues de no hacerlo estarán en riesgo miles de empleos y la continuidad de los negocios.

El presidente del organismo, Vicente Yáñez, detalló que los cierres de este tipo de tiendas “han generado pérdidas superiores a 21 mil 105 millones de pesos por distintos conceptos, además de considerar en la cadena de valor a los proveedores y los 400 mil empleos que generan ellos mismos y que están en riesgo. Queremos ser parte de la solución para colaboradores, familias y consumidores”.  Al cierre de 2020, la Antad se integraba por 67 mil tiendas de 104 cadenas comerciales y entre sus miembros, además de tiendas de autoservicios como Soriana, HEB, Costco y La Comer, están departamentales como Liverpool, El Palacio de Hierro, Sears, Coppel y Sanborns, y especializadas como Zara, Vicky Form, Sfera, Office Depot y Flexi, entre otras.

“Es imperativo que se nos permita sumar a las acciones de reparto. Nuestra petición no es irresponsable, dado que hemos demostrado ser capaces de conducirnos eficazmente y con los estándares como los nuestros en operación bajo la crisis sanitaria”, pidió.  Yáñez argumentó que a 10 meses del inicio de la pandemia, todas las actividades resultan esenciales y se comprometió a seguir ofreciendo espacios seguros.

En general, la crisis de salud en 2020 afectó las ventas de todos los integrantes de la Antad y éstas cayeron 5.1 por ciento a tiendas iguales (aquellas con más de un año de operación) en comparación con 2019, mientras que las ventas a tiendas totales (incluyen aperturas de los últimos 12 meses) bajaron 2.4 por ciento.

Del monto proyectado, 36.1 por ciento será para remodelaciones; 34.2 para  nuevas unidades; 16 por ciento, para logística y distribución; 9 por ciento, para sistemas y tecnologías; y 6.7 para otros rubros como capacitación.

Se estima que el sector crezca 6.5 por ciento a tiendas totales y 4.1 por ciento a iguales, y los factores que pueden afectar el crecimiento son: el cierre de tiendas por el covid-19, incertidumbre en el comportamiento de la economía, mayor comercio informal, problemas de inseguridad pública y debilidad del mercado interno.

En 2020 la Antad generó más de 722 mil empleos formales directos y se considera que el sector también genera un múltiplo de cinco personas ocupadas por cada empleo formal en actividades complementarias como promoción, seguridad, servicios, logística, entre otros, alcanzando así tres millones 600 mil empleos.

En noviembre de 2020, el saldo del crédito vigente otorgado por los bancos a empresas no financieras tuvo una caída anual nominal de 0.8 por ciento, la primera contracción observada en este agregado de crédito desde abril de 2010, cuando la caída del saldo fue de 0.7 por ciento, con lo que se profundiza la tendencia de desaceleración del crédito, informó BBVA.