Tomada de Twitter
Los universitarios empatan el duelo en el Estadio Jalisco

Un empate cardíaco para los Tigres y un golpe devastador para un Atlas que pasó de los 90 minutos con un casi triunfo.

Rojinegros y felinos igualaron 1-1 en el Estadio Jalisco, después, en un duelo que se veía con un resultado sopresivo a favor de los Académicos, pero que terminó siendo en puntos repartidos para ambas escuadras.

No sólo fue un duelo donde a Tigres se le complicó de más la visita en territorio rojinegro, sino que el guardameta de los Zorros, Camilo Vargas, se dio un lujo de atajarle un penal al artillero francés, André-Pierre Gignac.

Pero el primer aviso fue de Rafael Carioca. El medio brasileño remató de cabeza y su balón se fue por encima del travesaño de Vargas, dando el primer aviso de que los del "Tuca" Ferretti iban por todo en el partido.

Después llegó la del francés.

Tras la señalación del árbitro por una falta de Omar Govea sobre Guido Pizarro dentro del área, Fernando Hernández determinó que era tiro de castigo a favor de los universitarios.

El exOlympique de Marsella se paró frente a Vargas, pero fue el guardameta de Atlas quien se vistió de héore al detener el impacto del galo que podría haberlos adelantado en el marcador.

A los 55' estalló el Jalisco.

Facundo Barceló remató dentro del área el servicio de Jesús Isijara y puso el 1-0 en la meta de Nahuel Guzmán, que llenaba de esperanza a la fanaticada Rojinegra.


Pero, a lo Atlas, tenía que venir el triste descenlace del partido.

Al minuto 94 del encuentro, tras los cinco agregados, Jesús Dueñas, quien ya había tenido una oportunidad anteriormente, hizo el 1-1 que significó un empate vital para los de la UANL y una mala pasada para unos Zorros que se veían con los tres puntos en esta Jornada 7.