Foto: Vanguardia/Cuartoscuro
Los felinos consiguieron un valioso triunfo en casa del Veracruz y prácticamente aseguraron su lugar en la Liguilla mientras que los Tiburones se complicaron el pase

Veracruz. En partido de la jornada 16 del Torneo Apertura 2015, Tigres se metió al Luis Pirata Fuente y derrotó al Veracruz 3-1 para acercarse más a su boleto a la Liguilla.
El cuadro felino saltó a la cancha con la firme convicción de llevarse los tres puntos de patio ajeno, se adueñó del esférico, lo movió a placer y muy pronto hizo sentir el peligro en la portería rival.

El primero cayó a los 13 minutos cuando, tras recibir el balón en los linderos del área, André-Pierre Gignac se quitó a un defensa, sacó el disparo entrando a zona comprometida y venció el portero para abrir el marcador.

La reacción fue poca por parte de los Tiburones Rojos, por lo que 10 minutos después, aún sin tener un gran dominio de las acciones, Jürgen Damm, en una escapada por banda derecha, metió el centro peligroso al corazón del área, para que apareciera Javier Aquino y empujara el 2-0 en el marcador.

Sin acelerar a fondo, los pupilos de Ricardo Ferretti siguieron siendo dueños de las acciones, bajaron un poco las revoluciones, dejaron descansar a la defensa rival, pero su zaga siguió siendo sólida para irse al descanso con esa cómoda ventaja.

A pesar de que se le veía poca oportunidad de acercarse en el marcador, a los 51 minutos, en un tiro de esquina cerrado, Rodrigo Noya se levantó en el área, ganó el cabezazo y mandó la de gajos al fondo para el 2-1 en la pizarra, temprano en la complementaria, lo que hacía pensar en una reacción importante.

Los comandados por Carlos Reinoso apretaron en su salida, buscaron encontrar algún resquicio dejado por la defensa de Tigres que les permitiera hacer daño y encontrar el empate, pero a cambio de eso, Tigres hizo valer su dominio y superioridad y terminó pronto con las aspiraciones de los escualos.

A los 63 minutos, Rafael Sobis se adentro al área, sacó el riflazo a quemarropa y mandó guardar el esférico una vez más para el 3-1 en el marcador que ponía cifras finales a la contienda.

El cuadro de la Sultana del Norte no perdió más su cómoda ventaja ni el control de las acciones, manejó el reloj a placer hasta consumir el último segundo y se llevó una muy valiosa victoria para encaminarse a la Liguilla.