Archivo
A pesar de que ya había confesado haber planeado el hecho por su "odio a los mexicanos", se declaró inocente ante la Corte

Patrick Crusius, de 21 años, acusado de haber matado a 22 personas en un Walmart de El Paso, se declaró no culpable este viernes de la masacre racista ocurrida el pasado 3 de agosto.

El joven, a pesar de que ya había confesado haber planeado el hecho por su "odio a los mexicanos", se declaró inocente ante la Corte.

Crusius confesó que lo que indicaba un manifiesto del que se desprendió la hipótesis de que su ataque era contra los mexicanos era cierta.

"Soy el tirador", confesó en ese momento el atacante de 21 años, quien el pasado 3 de agosto mató a tiros a 22 personas, usando su AK-47.

Con un semblante oscuro y visiblemente irritado, el joven recibió una copia de su acusación y de los cargos que se le acusan.

Vestido en un saco azul, una camisa blanca y lentes, el residente de Dallas se mantuvo junto a sus abogados durante una breve audiencia que se espera se convierta en un caso de pena de muerte, según una transmisión de medios locales.