Carrillo Castaño asumió el cargo el 29 de enero pasado. / Foto: Milenio
El funcionario explicó que deja el cargo para que las indagatorias lleguen hasta el fondo

Raúl Carrillo Castaños presentó su renuncia como titular de la Secretaría de Desarrollo Social de Social de Sinaloa ante el gobernador Quirino Ordaz Coppel, luego de la entrega de colchones viejos disfrazados de nuevos a damnificados por las lluvias.

En el documento, Raúl Carrillo indicó que la decisión fue tomada personalmente para mostrar que no oculta nada en relación con el caso y señaló que es el principal interesado en que la situación se resuelva lo antes posible.

El ex funcionario agregó que busca que las indagatorias administrativas, hechas por la Secretaría de Transparencia y Rendición de Cuentas, y penales, por parte de la Fiscalía General del Estado, lleguen a fondo para esclarecer y castigar a quienes están implicados en la compra irregular de los colchones.

El gobierno de Sinaloa reiteró la total transparencia en este proceso de investigación y argumentó que Raúl Carrillo ha mantenido una actitud de colaboración y ha aportado elementos, que confían, permitirán el esclarecimiento de los hechos.

Mujer abre uno de los colchones podridos que recibieron los damnificados | Foto: El Debate

Raúl Carrillo asumió la titularidad de la secretaría el pasado 29 de enero, tras la renuncia de Rosa Elena Millán para ser candidata del PRI al Senado de la República. Anteriormente, Carrillo Castaños se desempeñó coordinador de giras, como de gestión social del gobernador y como coordinador del programa Puro Sinaloa.

Hasta el momento, el único funcionario detenido por este caso es el coordinador administrativo de la Secretaría de Desarrollo Social de Sinaloa, Carlos Baltazar Castro Olivas, quien adquirió el lote de los colchones, acusado de peculado y negociaciones ilícitas.