Foto: Especial
El también empresario sostuvo que las elecciones que Estados Unidos celebrará en noviembre para renovar su Congreso obligarán al presidente Donald Trump a firmar el tratado

Ciudad de México. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) “se va a firmar en los próximos dos meses” por la importancia económica que México tiene para decenas de empresas y 22 de las 50 entidades de Estados Unidos, pero “más allá del razonamiento comercial, por el peso político que tienen las próximas legislativas” en ese país, aseguró Larry Rubin, representante en México del Partido Republicano, durante la celebración del Centenario del Agente Aduanal Mexicano.

“Yo lo que les puedo afirmar es que el TLCAN, sin duda, se va a firmar y no solamente por todas las razones comerciales que tienen sentido y porque crea más de 14 millones de trabajos en Estados Unidos o porque el comercio con México representa más de 500 mil millones de dólares, sino también por razones políticas”, explicó.

El también empresario sostuvo que las elecciones que Estados Unidos celebrará en noviembre para renovar su Congreso obligarán al presidente Donald Trump a firmar el tratado. El Senado de Estados Unidos, advirtió, va a tener “un cambio radical” porque el Partido Republicano tiene actualmente “una muy pequeña mayoría” con 51 escaños frente a 49 del Partido Demócrata.

Si el el TLCAN no se firma, dijo, 8 senadurías de los republicanos están en riesgo, sobre todo porque estarán en disputa escaños correspondientes a estados como Texas y Arizona que dependen mucho del TLCAN y que resultarían muy afectados si éste deja de existir. Así pierdan solamente un escaño es grave para los republicanos, pero perder 8 “sería demasiado”.

“Si el Partido Republicano le dice que no al TLCAN tendría efectos políticas de consecuencias muy graves, como perder el Senado y la agenda legislativa frente a los demócratas con muchos de los temas que importan al gobierno de Trump. Lo que si les puedo decir es que este presidente no va a dejar que un tratado, ni nada, se interponga en su camino para conservar la Cámara de Senadores”, aseveró Rubin en el foro organizado por la Confederación de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana (Caaarem).

Durante su ponencia, Rubin sostuvo que Trump “no cambiará” porque tiene 71 años y está gobernando “con un estilo bastante agresivo y duro”, como nadie lo había hecho antes, porque no es político, así que recomendó no hacer caso de los mensajes o tuits que manda contra el TLCAN porque dijo, no están dirigidos a empresarios ni ciudadanos de otros países sino a su base de electores y seguirán dándose durante la renegociación.