Foto: Tomada de Internet
La semana pasada, el peso se apreció 1.24% frente al dólar estadounidense, equivalente a una ganancia de 22.75 centavos, derivado del optimismo que existe entre los inversionistas por la firma del TLCAN, prevista para la primera semana de mayo

La semana pasada, el peso se apreció 1.24% frente al dólar estadounidense, equivalente a una ganancia de 22.75 centavos, derivado del optimismo que existe entre los inversionistas por la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), prevista para la primera semana de mayo.

En las operaciones del viernes, el tipo de cambio finalizó en 18.0825 pesos por dólar en operaciones al mayoreo, su mejor nivel en lo que va de este año, comparado con el cierre anterior (18.1925 pesos), resultó una revaluación del 0.60 por ciento.

A las 6 de la tarde del domingo, en operaciones electrónicas, el peso registró un precio de 18.0650 pesos por dólar, frente a las últimas cotizaciones de la sesión previa (18.0825 pesos), significó una ligera apreciación de 0.10 por ciento.

RACHA GANADORA


La moneda mexicana ligó el viernes cinco días consecutivos de apreciación frente al dólar estadounidense, acumulando una apreciación cercana a 1.30%, pasando de 18.310 a 18.08 pesos por billete verde.

El peso también reaccionó positivamente al aumento del precio internacional del petróleo, pues el referencial estadounidense West Texas Intermediate aumentó la semana pasada cerca de 8.38 por ciento.

La divisa mexicana no fue la excepción, otras monedas de países productores de petróleo se vieron beneficiados como el peso colombiano que presentó una apreciación de 2.9%, seguida por el dólar canadiense con una revaluación de 1.38 por ciento.

El dólar de Nueva Zelanda también reaccionó favorablemente al mostrar un avance de 1.08%, además de la corona noruega que registró un repunte de 0.79 por ciento.

El crecimiento del precio del crudo se explicó básicamente por las tensiones militares en Oriente Medio, que de existir un enfrentamiento bélico en esa zona podría afectar el suministro de petróleo.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, anticipó que el tipo de cambio peso-dólar se encuentra en sus niveles piso de 18 pesos por dólar, con bajas posibilidades de que pueda romper ese nivel de soporte en los siguientes días.

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña, mencionó que en el mercado de futuros de Chicago, los inversionistas le siguen apostando al peso, pues la posición al 10 de abril se ubicó en 2,795 millones de dólares, cifra que con respecto a la semana previa, implicó una avance de 2 por ciento.