Los científicos creen que han identificado la debilidad del SARS-CoV-2, que es el coronavirus que causa COVID-19/Foto: Fusion Medical Animation
Se trata de una debilidad que se relaciona con la adhesión del virus a las células

Según una investigación publicada la semana pasada en la revista ACS Nano, todos los coronavirus aterrizan en un área pequeña junto a la proteína del pico del virus, que se adhiere a la nueva célula huésped. 

Explicar esta debilidad requiere cierta introducción a la bioquímica, pero por ahora los científicos de la Universidad Northwestern sugieren que atacar esta debilidad puede hacer que el virus sea inerte.

Los científicos creen que han identificado la debilidad del SARS-CoV-2, que es el coronavirus que causa COVID-19. Al igual que lanzar un torpedo por el tubo de escape de la Estrella de la Muerte, creen que pueden utilizar esta grave debilidad para un nuevo tratamiento.

Esto puede ser difícil de conceptualizar, pero las interacciones microscópicas entre moléculas, proteínas y células que interactúan se deben en realidad a la electricidad estática. Las cargas opuestas se atraen entre sí, al igual que las cargas, se repelen entre sí. Esta pequeña área del coronavirus se encuentra a sólo 10 nanómetros de la parte donde la proteína de la punta se adhiere a la célula de la víctima y tiene una carga positiva.

Debido a que el receptor de la célula objetivo del virus está cargado negativamente, los dos se mantienen unidos por esta fuerza electrostática y forman un vínculo estrecho, lo que finalmente hace que el virus infecte la célula. 

Esta área débil siempre ha sido invisible: 10 nanómetros es increíblemente pequeño para los humanos, pero existe una brecha considerable en la interacción electrostática, por lo que otros investigadores pueden pensar que está demasiado lejos.

Los científicos detrás del descubrimiento probaron su trabajo sellando el área con una molécula cargada negativamente, lo que posteriormente evitó que el coronavirus pudiera atacar la célula huésped. 

Desafortunadamente, convertir esta molécula en un tratamiento real llevará mucho tiempo y será complicado.

El autor del estudio señaló en un artículo al respecto: "Creemos que la inhibición de PLpro es una estrategia de tratamiento muy prometedora contra los efectos duales de Covid-19".

Los expertos llegaron a este resultado después de realizar experimentos de cultivo celular utilizando el inhibidor no covalente GRL-0617 del compuesto PLL. Ahora, su desafío es encontrar sustancias que puedan neutralizar las proteínas, para que pueda realizar ensayos clínicos para verificar la efectividad del tratamiento.

Investigadores alemanes señalaron: "El mayor desarrollo de inhibidores de PLpro para ensayos clínicos se ha convertido en un gran desafío para este tratamiento".

Carlos E. Pascual

Jefe de información y soft news de la Revista 360. Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad del Valle de México. Tiene estudios como Técnico de Agricultura en el plan de estudios tecnológicos de bachillerato en Química Biológica. Se ha desarrollado profesionalmente como analista de importaciones Jr, seguidor de tráfico, líder en administración de ventas y supervisor de guarderías con experiencia en estas diferentes áreas.