Los Toros lograron emparejar la serie al vencer en tremendo juego de pelota, partido que se decidió hasta la novena entrada con un batazo que dejó en el terreno a los Saraperos

Tremendo agarrón en Tijuana, partido con sabor a playoffs, donde los Saraperos y los Toros dieron cátedra de pitcheo, jugadas a la defensiva y batazos oportunos, pero fueron los de la frontera quienes se llevaron el triunfo haciendo la carrera de la diferencia en la novena entrada. Saltillo se mantiene en la cima del Norte, además la combinación de resultados mantiene su ventaja en el cuarto puesto general y se siguen dando pasos rumbo a la postemporada.

Las serpentinas estelares, Orlando Lara de Tijuana y Héctor Ambriz de Saltillo, se enfrascaron en un verdadero duelo de pitcheo que se extendió dos tercios de partidos.

El lanzador de Saraperos llegó a despachar a siete bateadores al hilo antes de recibir imparables en la tercera entrada que significaron la primera carrera del encuentro, sin embargo, sus compañeros lo respaldaron para primero empatar el juego con la anotación de Henry Urrutia en elevado de sacrificio de Rainel Rosario en el cuarto rollo, para después tomar ventaja momentánea en el quinto con el timbrazo de Juan Pérez a batazo de Manny Rodríguez.

Pero el duelo estaba cerrado y los astados respondieron rápido con una jugada que requirió revisión, pues del doble play que mataba el ataque pasó a un safe en primera que le permitió a Beau Amaral marcar la de la igualada.

Ambriz salió en la sexta entrada, pero sólo para sacar dos tercios de inning antes de que entrara la grúa al meterse en problemas. Sus números cerraron en 8 imparables para 2 carreras, un pasaporte y 3 ponches; dejó dos hombres de herencia, pero Demetrio Gutiérrez, en relevo, cerró el capítulo.

Lara, con seis rollos de trabajo, terminó con números idénticos que Héctor, sólo recibió dos indiscutibles menos.

Pero no sólo fueron los lanzadores los que lucieron, pues si la pizarra se mantuvo cerrada fue también gracias a espectaculares jugadas a la defensiva, destacando en infield de la Nave Verde.

El empate se extendió hasta el noveno rollo, pues Saraperos no pudo reflejar en la pizarra los ataques que logró montar ante los relevos de Tijuana.

Cuando parecía que el duelo se alargaría con entradas extras, a falta de un out, Tijuana el pegó batazo sobre Ozzie Méndez que rompió el empate y dejó a Saltillo en el terreno.

Saraperos (62-50), no pudo aprovechar una nueva derrota de los Tecolotes ante Rieleros, esta vez por paliza de 12-1; aun así, la Nave Verde mantiene diferencia de 5.5 juegos sobre los emplumados (57-56) en el cuarto lugar general.