Fue el primer quarterback hispano en ser elegido para ser titular, esto con el equipo de los Raiders de Oakland

Hijo de dos mexicanos originarios de Durango que fueron en busca del sueño americano a California, un sueño que Thomas Raymond Flores cumpliría años después consolidándose como uno de los mejores entrenadores en la historia de la NFL.  

Un autentico pionero, fue el primer quarterback hispano en ser elegido para ser titular, esto con el equipo de los Raiders de Oakland.

Jugó en la extinta American Football League, donde fue considerado uno de los mejores jugadores en su posición ganando un Super Bowl como quarterback suplente en Kansas City y ganando tres más como entrenador con los Raiders de Oakland.  

Disputó 106 partidos y lanzó para 11 mil 959 yardas anotando 93 touchdowns en 9 temporadas, aunque se perdió una campaña completa debido a una tuberculosis.

Tal como describen los datos de la página oficial de la NFL, jugó para los Raiders de Oakland, Bills de Buffalo y los Chiefs de Kansas City donde fue parte del primer y único Super Bowl en la historia de esta franquicia en 1969.

A pesar de tener una ilustre trayectoria como jugador, fue en su carrera como entrenador donde tuvo sus más grandes logros.

Inició entrenando a receptores en los Raiders de Oakland, apoyando al entrenador en jefe de ese momento, el legendario John Madden, en decisiones ofensivas, una dupla efectiva pues en 1977 ganaron el Super Bowl XI. 

Flores fue tan determinante que luego del retiro de Madden en 1978 fue promovido a entrenador en jefe.

Siendo entrenador en jefe mantuvo a los Raiders en un gran nivel: armó a uno de los mejores equipos que ha tenido la franquicia en toda su historia, descubriendo jugadores como Marcus Allen y Howie Long, ambos Salón de la Fama.

Como entrenador en jefe conquistó dos campeonatos,el Super Bowl XV, derrotando a Las Águilas de Filadelfia con un marcador de 27-10 y el XVIII superando 38-9 a los Pieles Rojas de Washington.   

 Durante esos años Tom Flores demostró ser uno de los mejores coach que ha pisado un emparrillado, aunque a pesar de esto se le ha negado un lugar al lado de su maestro John Madden. en el Salón de la Fama de la NFL.

Este podría ser el año en el que Flores logre ser inmortalizado en Ohio: varios años ha entrado en la terna pero de forma inexplicable le han privado de un lugar en el olimpo de la NFL; ahora todo indica que será diferente al ser uno de los finalistas para ser inducido al Salón de la Fama .

Y es que en la época moderna se toma mucho en cuenta los jugadores con origen latino, la afición los acoge como auténticos compatriotas, generan expectación y una gran afición. Sin embargo, muy pocos piensan en los latinos que jugaron o dirigieron en la NFL.

Por todo ello, Tom Flores puede ser considerado sin problema como el mejor quarterback y entrenador hispano de todos los tiempos, un hijo de inmigrantes que cumplió el sueño americano siendo un pilar indispensable en la historia de uno de los equipos con más tradición de la NFL.