Foto: Especial
El gobierno francés ha creado una ley que obliga a los restaurantes y supermercados a donar los alimentos que no son vendidos para ser donados a los bancos de alimentos

El gobierno francés ha creado una ley que obliga a los restaurantes y supermercados a donar los alimentos que no son vendidos para ser donados a los bancos de alimentos.

Y no es reciente, desde hace cuatro años en el país europeo se aprobó una ley que obliga a no tirar la comida que no se vendió para que éstos se donen a organizaciones y bancos de alimentos.

Por otro lado, los restaurantes por ley deben de otorgar los alimentos de sobra en bolsas para darlos a aquellos clientes que de verdad lo necesitan, incluso para las mascotas de los mismos.

La iniciativa llegó luego de las grandes cantidades de comida aún consumible desechada por parte de los establecimientos y que se desperdiciaban cuando gente de escasos recursos podía disfrutar de ella.

(Con información de El Big Data)