Una investigación mostró que los jugos de frutas, a pesar de que sean naturales, contienen las mismas cantidades de azúcar que los refrescos

Si creías que los jugos de frutas naturales no tenían tantos azúcares como los refrescos y otras bebidas endulzadas, estabas equivocado, porque resulta que si los tomas en exceso tienes un mayor riesgo de muerte prematura.

Un reciente estudio publicado en la revista JAMA Network Open, especificó que beber en cantidades excesivas las bebidas azucaradas y el jugo de fruta, aunque sea cien por ciento natural, podría llevar a un mayor riesgo de muerte prematura que varía de nueve por ciento a 42 por ciento.

De acuerdo con la investigación, los azúcares que se encuentra en el jugo de naranja, aun cuando sea natural, son muy similares a los azúcares agregados de los refrescos y otras bebidas endulzadas.

"Las bebidas azucaradas, ya sean refrescos o jugo de frutas, deben ser limitadas", escribió en un correo electrónico el coautor del estudio y profesor asistente en el Departamento de Pediatría de la Universidad de Emory en Atlanta, Jean A. Welsh a CNN.

Comparación del jugo de frutas con el refresco

"En investigaciones anteriores se ha demostrado que un alto consumo de azúcares, como los de los refrescos y los jugos de frutas, están vinculado a varios factores de enfermedades cardiovasculares", explicó Welsh a CNN. "Pocos estudios han visto cómo este consumo puede afectar el riesgo de mortalidad", añadió.

Entre los factores de riesgo relacionados con el consumo excesivo de azúcar se encuentran la obesidad, la diabetes y los triglicéridos elevados—un tipo de grasa que se ubica en la sangre—. 

Jean A. Welsh y sus colegas dirigieron el estudio Razones de las Diferencias Geográficas y Raciales del Accidente Cerobrovascular para entender por qué mueren más afroamericanos por accidentes cardiovasculares que otras razas y por qué las personas en el sureste tienen más accidentes cerebrovasculares que aquellos en otras zonas de Estados Unidos.

Para llevarlo a cabo, Welsh y sus coautores analizaron los datos de 13 mil 440 adultos mayores de 45 años, casi el 60 por ciento eran hombres y casi el 71 por ciento de ellos tenían sobrepeso u obesidad.

El estudio reveló que los encuestados que consumieron el diez por ciento o más de sus calorías diarias, como bebidas azucaradas, tuvieron un riesgo del 44 por ciento de morir debido a una enfermedad coronaria y un 14 por ciento de riesgo mayor de muerte prematura por cualquier causa en comparación con las personas que consumieron menos del cinco por ciento de sus calorías diarias como bebidas azucaradas.

Cada porción adicional de 350 militros de jugo de fruta por día se asoció con un 24 por ciento de riesgo mayor de muerte por cualquier causa, mientras que la misma porción adicional en bebidas azucaradas por día tuvo un riesgo mayor del 11 por ciento.

Los investigadores no se sorprendieron con los hallazgos. Ella y sus coautores explicaron que el elevado riesgo de muerte se debía a "una serie de posibles mecanismos biológicos". 

La investigación sugiere que las bebidas azucaradas aumentan la resistencia a la insulina, lo que aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular, mientras que el consumo de fructosa puede estimar las hormonas que promueven el aumento de peso alrededor de la cintura y también el riesgo de una enfermedad cardiovascular.

Welsh mencionó que a la hora de considerar los jugos de frutas como las bebidas azucaradas se debe de pensar en la cantidad de azúcar que se consume cada día. Aunque se mostró a favor del jugo de frutas "dado su contenido de vitaminas y minerales, el jugo de frutas en pequeñas cantidades puede tener un efecto beneficioso que no se ve con los refrescos y otras bebidas azucaradas".