Tomada de Twitter
El exmariscal de campo cambiará el ovoide por los bastones

Tony Romo nunca ganó un Super Bowl pero su búsqueda por ganar un título en el deporte no termina.

El exmariscal de campo de los Cowboys de Dallas cambiará el ovoide por los bastones de golf y su primera prueba es algo parecido a ganar un Super Bowl. 

Un mes después de su retiro de los Cowboys de Dallas, Romo se encuentra entre los 9500 jugadores inscritos al U.S. Open.

En caso de lograr superar el primer corte, estaría en un clasificatorio el 5 de junio en Erin Hills, Wisconsin, para lograr un lugar en el US Open. 

En el 2010 participó en un clasificatorio local, en 35 hoyos, donde solamente dos jugadores de 35 avanzaron.

La última ocasión que un jugador participó en un clasificatorio local y ganó el US Open ocurrió en 1969 con la victoria de Orville Moody. 

Recientemente, Romo se retiró para convertirse en analista de la cadena de televisión CBS.