Foto: AP
La protesta ocurrió en medio de un clamor en la opinión pública tras revelarse las terribles condiciones de los menores de edad detenidos en una instalación de la Patrulla Fronteriza (CBP) en Clint, Texas

BOSTON, EU.- Más de 500 empleados de la tienda en línea de muebles para el hogar Wayfair realizaron ayer un paro laboral en protesta por la decisión de la empresa minorista de vender 200 mil dólares en mercancía a un contratista del gobierno que opera un centro de detención para niños migrantes en Texas.

La protesta ocurrió en medio de un clamor en la opinión pública tras revelarse las terribles condiciones de los menores de edad detenidos en una instalación de la Patrulla Fronteriza (CBP) en Clint, Texas, como comida inadecuada, falta de cuidado médico, falta de jabón, y niños mayores tratando de cuidar a infantes.

La protesta desató un gran rechazo popular contra la compañía, y algunos clientes hicieron llamados de boicot. Varios cientos de personas se sumaron a la protesta realizada en una plaza cerca de la sede de la empresa en Boston, mezclándose con los trabajadores.

Los trabajadores de la empresa firmaron una carta de protesta y la enviaron a ejecutivos cuando se enteraron del contrato. Wayfair se rehusó a cancelar el negocio, pero dijo a los trabajadores que donaría 100 mil dólares a la Cruz Roja.