Apuntan. Casi la mitad de las armas traficadas son rifles y pistolas semiautomáticas, como las AK-47 y AR-15, así como sus variantes.
Es el armamento que nutre al crimen organizado y con el que se cometen homicidios

CDMX.- Más de 200 mil armas de fuego ingresan anualmente a México de manera ilegal desde Estados Unidos. Ese armamento es el que nutre al crimen organizado y con el cual se cometen la mayoría de los homicidios dolosos y otros crímenes de alto impacto en el país.

En una tarjeta informativa que difundió la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) se indicó que se cuentan por miles las  víctimas de armas de fuego que son traficadas desde Estados Unidos.

Tan sólo en la primera mitad de 2019, difundió, se contabilizaron 10 mil 274 homicidios y 5 mil 633 lesiones dolosas en los que se utilizaron armas de fuego.

Relaciones Exteriores detalló, con base en datos del sistema de seguridad del país, que los cinco estados en los que se han registrado los números más altos de homicidios dolosos —incluyendo feminicidios— durante los primeros seis meses del presente año son: Guanajuato (mil 155), Baja California (920), Estado de México (849), Chihuahua (741) y Jalisco (643).

El domingo pasado, durante el encuentro que tuvo el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, el funcionario mexicano planteó la necesidad de realizar operativos en la frontera entre ambas naciones, con el fin de contener el trasiego de armas.

PROPUESTAS DE OPERATIVOS

Se propuso que los operativos sean en San Diego-Tijuana; El Paso-Ciudad Juárez; Laredo-Nuevo Laredo; McAllen-Reynosa y Brownsville-Matamoros.

“El tráfico de armas es facilitado, entre otros factores, por la vecindad geográfica y la diferencia entre las legislaciones sobre armas en ambos países. El problema se ha visto agravado desde que en 2004, en Estados Unidos, expiró la Prohibición Federal de Armas de Asalto, que restringía la fabricación, transferencia y posesión de armas semiautomáticas para uso civil”, detalló la Cancillería en la tarjeta informativa que circuló entre medios de comunicación.

Añadió que de acuerdo con investigaciones de rastreo llevadas a cabo por el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés), se confirmó que la mayoría de las armas decomisadas por las autoridades mexicanas tienen su origen la Unión Americana.