Velocidad. En el vehículo viajaban un matrimonio y sus tres hijos; el menor de 7 años falleció. JETZA MÚZQUIZ
Matías Arellano Briones, de 36 años, viajaba junto a su esposa, Teresa Tovar y sus 3 hijos

RAMOS ARIZPE, COAH.- La tragedia tiñó de rojo el viaje de una familia regiomontana, pues a su paso por tierras coahuilenses sufrió una volcadura debido al exceso de velocidad con que se desplazaba, arrojando el accidente un saldo de una mujer y dos menores lesionados, más un infante que perdió la vida.

Alrededor de las 23:30 horas del viernes ocurrieron los hechos sobre el kilómetro 25+200 de la vía libre entre Monterrey y Saltillo, con dirección a esta última ciudad, cuando la camioneta Renault Kangoo salió del camino.

Matías Arellano Briones, de 36 años, viajaba junto a su esposa, Teresa Tovar y sus 3 hijos: Mateo Nicolás Arellano Tovar, de 5 meses de nacido, César Santiago, de 7 años, y Cristian Jesús, de 14 años; viajaban para visitar a los abuelitos de los pequeños.

Sin embargo, la velocidad inmoderada llevó a Matías a perder el control del vehículo y volantear a mano izquierda, volcando al tocar la terracería; otras versiones apuntan a que un vehículo pudo haberlos sacado del camino al darles un cerrón e, incluso, que el conductor dormitó.

La camioneta dio varias vueltas hasta terminar con las llantas hacia arriba, por lo que más automovilistas detuvieron su marcha para auxiliar a los pasajeros y llamar a los números de emergencia 9-1-1 para que mandaran de inmediato asistencia médica.

Matías se encontraba ileso, pero al ver la gravedad de las lesiones de César, decidió que no había tiempo que perder y pidió a una de las personas en el lugar que lo llevara rápido a un hospital al ver que su hijo estaba luchando por su vida; fue atendido en el Hospital Ixtlero de Ramos Arizpe.

Minutos después, paramédicos del cuerpo de bomberos de Ramos Arizpe acudieron a la escena del accidente con dos ambulancias para preparar el traslado de Mateo y Cristian, hasta el Hospital del Niño, mientras que Teresa fue trasladada a la Clínica Dos del Seguro Social.

Personal de la Guardia Nacional de la división de Caminos tomó conocimiento del percance, informando que, pese a los esfuerzos César no soportó las heridas y llegó sin vida al sanatorio, por lo que se notificó al Ministerio Público.