Foto: Internet.
Carlos Lara, especialista en políticas culturales, calificó a esta reforma de 'ociosa, una trampa de los legisladores de Morena', que 'no ayuda en nada'

La reforma a la Ley Federal del Derecho de Autor (LFDA), con que la que se pretende proteger a los diseños de pueblos y comunidades originarias del país, "es ociosa, una trampa de los legisladores de Morena", que "no ayuda en nada", aseguró Carlos Lara, especialista en políticas culturales. 

La Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados presentó un proyecto de decreto que adiciona una cuarta fracción al artículo 4 de la LFDA, que habla de los objetos que pueden considerarse de protección, con lo que ahora también se consideran en esa situación "las (obras) creadas por pueblos y comunidades indígenas, mismas que han sido transmitidas por generaciones y que reflejan los significados y valores de su cultura, religión y modo de vida y que por sus características colectivas no es posible atribuir a cada uno de ellos un derecho distinto e indiviso sobre las creaciones".

El diputado Sergio Mayer argumentó que desde hace varios años, diversas marcas han comercializado los diseños originales "sin la debida autorización de las comunidades ni de sus creadores", además de que "no han recibido ningún tipo de beneficio económico por el uso de los diseños y creaciones colectivas". 

Esa problemática, agregó el diputado, "se explica por la falta de un marco jurídico sólido que le dé certeza a las comunidades y pueblos originarios sobre sus derechos de propiedad intelectual".

El proyecto fue aprobado en la Cámara de Diputados durante la sesión del pasado 7 de abril y ahora será discutido por los senadores; sin embargo, Carlos Lara dijo que ese tema se debe regular a través de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). 

"El tema se tiene que ordenar a nivel internacional, al seno de la OMPI, que ya está trabajando con Secretaría de Cultura en un proyecto, pero que no sabemos cómo va", indicó el especialista.