Los rectores de las Instituciones de Educación Superior autónomas (universidades públicas estatales) del País, que conformamos la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), 35 en total, de las diferentes entidades federativas de la República Mexicana, comparecimos ante los integrantes de la Cámara de Diputados, particularmente de las comisiones de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación y la de Educación, para dar cuenta de los procesos de transparencia y rendición de cuentas que por ley debemos entregar cada año a la Auditoría Superior de la Federación (ASF). Todas las Universidades Autónomas asistimos puntualmente a la cita. Así refrendamos nuestro compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas.

Ante los integrantes de las Comisiones de la Legislatura federal entregamos los informes auditados correspondientes. El diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo, presidente de la Comisión de Vigilancia y la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña Bernal, los recibieron.

Estuvo presente, para atestiguar el cumplimiento de la responsabilidad, el representante del auditor superior de la federación, el licenciado David Rogelio Colmenares Páramo, el maestro Eulalio Barriga. También estuvo la nueva directora general de Educación Superior Universitaria, la doctora Carmen Enedina Rodríguez Armenta y el secretario general Ejecutivo de la ANUIES, el maestro Jaime Valls Esponda, y los demás rectores.

Me tocó dar el informe de la situación que guarda el Consejo Regional Noreste de la ANUIES, que agrupa a 30 Instituciones de Educación Superior (IES) de los estados de: Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas. Estas instituciones de educación superior compartimos la misión de formar profesionistas de calidad y ciudadanos ejemplares y comprometidos con su entorno, además de contribuir con nuestro País en la generación de conocimiento, la difusión de la cultura y el servicio a la sociedad, a través de nuestras actividades de extensión.

Todos coincidimos que las actividades de docencia, investigación y de difusión cultural y extensión universitaria sólo son posibles gracias al financiamiento público que recibimos, por ello, estamos conscientes de la responsabilidad que tenemos frente al País. Sabemos que es responsabilidad de los directivos de las IES acudir ante los representantes populares para rendir cuentas sobre el destino de los recursos que hemos recibido, así como de los resultados académicos y formativos que son posibles gracias a los mismos. Considero que ésta es una muy buena práctica para el fortalecimiento de la República.

Todos los rectores estamos conscientes que la transparencia debe ser uno de los principios rectores de las universidades autónomas en México, dado que recibimos recursos públicos. Es por ello que las instituciones de educación superior, que conformamos la ANUIES, hicimos entrega a las Comisiones de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación y de Educación los estados financieros auditados, así como los avances y los logros académicos de cada una de las universidades públicas estatales.

De igual forma, los rectores refrendamos el compromiso compartido que tenemos como instituciones de contribuir al desarrollo de nuestro País, no sólo como el espacio natural de generación y transmisión de conocimiento, así como de libre discusión de las ideas, sino también como la principal reserva que tiene el País de capital humano con alta especialización académica, que puede ofrecer soluciones a muchos de los problemas que hoy enfrenta México y su población.

El diálogo entre los rectores y los diputados de la actual legislatura federal es muy reflexivo y propositivo. En la reunión los diputados hablaron de ello y de la importancia de éstos ejercicios. Además de asumir el compromiso con la educación superior, los diputados manifestaron su solidaridad para que el presupuesto universitario goce de certidumbre. Así como que, antes de votar por hacer 100 nuevas universidades, esos recursos se usarán para atender los problemas estructurales de las universidades existentes.

Por último, refrendo que el fortalecimiento de las universidades públicas se traduzca en una inversión para el futuro de México. Por lo que no debe ser visto sólo como gasto.

@SalvadorHV

jshv0851@gmail.com