Foto: Especial
La deuda de Pemex asciende a 106 mil 500 millones de dólares, que la ubican como la petrolera más endeudada a escala mundial. Este año enfrenta vencimientos por 6 mil 600 millones de dólares

Los bonos de deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) borraron este jueves las ganancias del día anterior, debido a que los títulos con vencimiento en 2027 y 2047 retrocedieron 0.64 por ciento y 0.42 por ciento, respectivamente, mientras el peso se depreció ante el dólar y tocó el menor valor en cinco semanas, presionado por factores locales e internacionales.

Tras el anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador de declarar desierta la licitación para la construcción de la refinería Dos Bocas y anunciar que serán Pemex y la Secretaría de Energía los encargados de la obra, los rendimientos de los bonos de la petrolera mexicana con vencimiento en 2027 aumentaron 0.04 puntos, a 6.57 por ciento, reportó la agencia Bloomberg.

De acuerdo con la agencia, los CDS (credit default swaps, como se denomina a los seguros contra impago) sobre la deuda de Pemex a cinco años presentan un alza de 1.61 por ciento y en las últimas dos semanas han subido 9.48 puntos base, a 268 puntos. El movimiento en esta prima de riesgo implica mayor costo para la petrolera para financiar su deuda.

Los CDS funcionan como una prima de riesgo, por lo que a mayor costo de la prima es mayor el precio que paga el deudor por sus pasivos.

La deuda de Pemex asciende a 106 mil 500 millones de dólares, que la ubican como la petrolera más endeudada a escala mundial. Este año enfrenta vencimientos por 6 mil 600 millones de dólares.

Por su parte, el peso se depreció 0.40 por ciento (7 centavos) ante el dólar y quedó en 19.17 unidades por divisa estadunidense en operaciones de mayoreo.

En ventanillas bancarias, el dólar se vendió al público en 19.50 pesos, 10 centavos más que en la sesión del miércoles.

Así, la moneda mexicana tocó el menor valor en cinco semanas, presionado por una serie de factores, entre ellos el anuncio sobre la refinería Dos Bocas y la publicación del índice de inflación, que se elevó de 4 por ciento en marzo a 4.41 por ciento en abril. En el ámbito internacional también influyeron los temores por el conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que llevaron a los inversores a alejarse de los mercados de las economías emergentes.

En ese contexto, el peso fue la tercera divisa más depreciada frente al dólar, detrás del real brasileño, que cayó 0.97 por ciento, y el won surcoreano, que perdió 0.85 por ciento.