ARCHIVO
Deberán revisar los convenios con el IMSS y el ISSSTE, así como organizar la estrategia de atención a los pacientes de COVID-19

La Secretaría de Salud de Coahuila informó que iniciará con la reconversión de espacios y camas habilitados para atender a enfermos de COVID-19, para dar paso a la atención de otras enfermedades y cirugías que se dejaron de ser atendidas.

El secretario de Salud, Roberto Bernal Gómez, indicó este lunes tras en la reunión de salud en el municipio de Torreón, que actualmente Coahuila tiene únicamente 50 pacientes COVID en todo el Estado, por lo que a la brevedad iniciarán con la reconversión de más de 500 camas para atención de pacientes positivos de coronavirus y se prescindirá del hospital móvil en Monclova, para retomar la rutina que se tenía antes de la pandemia.

Para esto último, deberán revisar los convenios con el IMSS y el ISSSTE, así como organizar la estrategia de atención a los pacientes de COVID-19, para cuidar que no se disparen de nueva cuenta los contagios.

ATENCIÓN A MENORES CON CARDIOPATÍAS

Dentro de las actividades a retomar, el funcionario indicó que se encuentra el programa “Salvando vidas”, en el que se realiza la detención de bebés que nacen con alguna malformación cardiaca.

Sostuvo que el pasado fin de semana en el Hospital del Niño se llevó a cabo una jornada de detección, así como de atención y operación de 10 hernias, en conjunto con especialistas del estado de Nuevo León.

“Si lo detectamos a tiempo, se puede corregir, a veces con medicamento y la gran mayoría con cirugía o con cateterismo; se calcula que en algunas regiones hasta el 21 por ciento tiene este tipo de cardiopatías.

Las tres causas de muerte en recién nacidos son, en primer lugar, cardiopatías; después efectos neurológicos y luego el síndrome de Down”, explicó.