El Quijote I, 6El Quijote
Este refrán aparece en otros dos pasajes, ambos de la segunda parte de la gran novela, si bien en éstos Cervantes escribió: “Detrás de la cruz”, en lugar de “Tras la cruz”. Sancho lo pronuncia en el capítulo 33 y el maestresala del palacio de la Ínsula Barataria en el 47.

En la primera parte de la novela el refrán lo dice el Cura, de nombre Pero Pérez y buen amigo de don Quijote. Junto con el barbero maese Nicolás, ambos llevan a cabo lo que Cervantes llama “el donoso y grande escrutinio” de la biblioteca personal de don Quijote, con el objeto de seleccionar, para quemarlos, los libros que consideran han sido la causa de la locura del amigo de ambos.

Al realizar dicha tarea, escribe Cervantes: “Abriose otro libro y vieron que tenía por título ‘El caballero de la Cruz’.

-Por nombre tan santo como este libro tiene se podía perdonar su ignorancia; mas también se suele decir ‘TRAS LA CRUZ ESTÁ EL DIABLO’. Vaya al fuego”.

En tiempos de Cervantes, Sebastián de Horozco glosó este refrán así: Lucifer con su maldad/ por hacernos de su bando/ con mentira y falsedad/ so color de santidad/ procura entrar santiguando.

Hoy, víspera del día de la Santa Cruz, consideré oportuno dar cuenta de este refrán.

@jagarciavilla