Tomada de Facebook
El recinto, ubicado en Guasave, acabó inundado hasta las butacas

Los recintos de beisbol en la República Mexicana han sufrido los peores estragos de las lluvias que han azotado gran parte del país.

Esta vez, los daños dicho fenómeno climático se dieron en el municipio de Guasave, pues el estadio Francisco Carranza Limón sufrió la ira de Tláloc al inundarse la mayor parte del terreno de juego.

Tomada de Facebook

El campo, que albergará la Copa del Rey en los próximos días, prácticamente quedó como una alberca, por lo que los trabajos en dicho inmueble tendrán que realizarse a la brevedad.

Dicho recinto fue la casa de los Algonoderos, quienes militaban en la Liga Mexicana del Pacífico, hasta el 2014.

Tomada de Facebook