Foto: AP
La primera ministra Jacinda Ardern anuncia reformas a la ley de armas de fuego: los rifles semiautomáticos de estilo militar y los de asalto serán prohibidos

Wellington.- El fiscal general de Nueva Zelanda, David Parker, anunció el pasado sàbado que el gobierno prohibirá los rifles semiautomáticos tras los atentados perpetrados por el australiano Brenton Tarrant contra las mezquitas Al Noor y Linwood, en la localidad de Christchurch, de la isla Sur del país, que dejaron 50 muertos y 50 heridos.

La decisión, anunciada durante una vigilia en la plaza Aotea, de la ciudad Auckland, fue aplaudida por la población, reportó el diario local New Zealand Herald. Horas antes la primera ministra, Jacinda Ardern, adelantó que las leyes sobre tenencia de armas cambiarán.

Armado con un rifle de asalto, Tarrant disparó el pasado viernes, durante 17 minutos, afuera y dentro de Al Noor, al tiempo que transmitía la acción por Facebook Live con una cámara montada en su casco de motociclista. Minutos después hizo lo mismo en Linwood. Ambas agresiones fueron calificadas por las autoridades de atentados terroristas.

El agresor, de ideología antiimigrante e islamofóbica y empático con la supremacía blanca y la extrema derecha, fue presentado ante un tribunal de Christchurch para escuchar los cargos en su contra, incluido el de asesinato.

Este día, la primera ministra Jacinda Ardern anuncia reformas a la ley de armas de fuego, dichos cambios los reveló en una conferencia de prensa.

Los semiautomáticos de estilo militar y los rifles de asalto serán prohibidos en virtud de las nuevas leyes de armas anunciadas hoy.

Las reglas del país sobre armas han estado en el centro de atención desde el tiroteo en la mezquita del viernes pasado en Christchurch.

El fiscal general David Parker dijo durante el fin de semana que se prohibirían las armas semiautomáticas y que 70,000 personas han firmado una petición contra este tipo de armas.

Anteriormente, el comisionado de policía Mike Bush había elogiado a sus "valientes" oficiales que arrestaron al presunto pistolero 21 minutos después de que fueron alertados mientras se dirigía a otro ataque.

Bush ha proporcionado información actualizada, diciendo que la policía tardó 5 minutos y 39 segundos en estar armada y lista para responder al ataque. En 10 minutos el escuadrón de delincuentes armados estaba en la escena.

"En 21 minutos, la persona que estaba bajo custodia fue arrestada, desde que se nos notificó por primera vez cuando ... fue arrestado, lejos de un daño mayor para el público", dijo Bush.

"Creemos firmemente que lo detuvimos en el camino de [otro] ataque. Se salvaron vidas".

El ministro de policía Stuart Nash dijo que el comisionado no podía creer qué tan rápido fue arrestado el presunto tirador.

"Estamos hablando de una gran ciudad ... que arresten al tipo en 20 minutos o 35 minutos, creo que es extraordinario", dijo Nash.

(Con información de New Zealand Herlad)