Investigados. 1.13 kilos de metanfetaminas eran trasladados en un bulto de croquetas; dos personas fueron puesta a disposición del Ministerio Público Federal y vinculadas a proceso por delitos contra la salud.
La mañana de ayer se les notificó la vinculación a proceso por el delito contra la salud

A un taxista regiomontano y a su acompañante les fueron decomisados 1.13 kilos de mentafetaminas que llevaban ocultos en un bulto de concretas para perro.

La mañana de ayer se les notificó la vinculación a proceso por el delito contra la salud en su modalidad de transporte de clorhidrato.

El aseguramiento se hizo en el kilómetro 44 del libramiento norponiente, en territorio de Ramos Arizpe, donde elementos de la Guardia Nacional pararon a la unidad de alquiler color blanco con franjas amarillas con la iniciales AET (Agencia Estatal del Transporte) de Nuevo León.

El taxi circulaba a exceso de velocidad, motivo por el que fue detenido; los agentes preguntaron a los dos tripulantes por qué iban rápido y alegaron que se dirigían de urgencia a la sultana del norte.

El error del taxista fue que no portaba licencia para que las autoridades le elaboraran una boleta de infracción. Al notificarle que el auto se les iba a decomisar como garantía, se alarmaron y trataron de ofrecer dinero.

Los policías efectuaron una revisión en la cajuela donde encontraron el bulto de alimento para mascota. Como la bolsa no estaba sellada la abrieron y encontraron el clorhidrato de metanfetamina.