Advertencia. No existen condiciones de infraestructura para el paso del Tren Maya.
Es un proyecto que no le conviene a México, financieramente es inviable

CANCÚN, QR.- El expresidente de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Ernesto Enkerlin, afirmó en Cancún que el megaproyecto de “Tren Maya”, originalmente planteado por el gobierno mexicano a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), “tiene el potencial de ser un desastre”.

Quien fue también titular de la Conanp, durante el sexenio del entonces presidente, Vicente Fox (2000-2006) y de Felipe Calderón (2006-2012), subrayó que el “Tren Maya” es un proyecto que “no le conviene a México”, que financieramente es “inviable”.

El modelo del Tren Maya ya no tiene lugar en una visión de sostenibilidad; sí se puede hacer un proyecto interesante, pero no el proyecto que hasta ahorita ha sido de conocimiento público”.

“El proyecto todavía no se ha concretado, pero tiene el potencial de ser un desastre; sí hay maneras de hacerlo, de forma que haya un impacto neto positivo, evitando fragmentar la selva, evitando nuevos desarrollos, aunque sí se podría relanzar desarrollos que tuvieron en su momento y que podrían ayudar a reducir la dispersión de la población en el territorio. Creo que hay maneras de hacerlo positivo, pero como está planteado originalmente, es negativo”, expresó.

Ocurre que el proyecto pensado para Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán no sólo versa sobre la operación de un tren y la colocación de infraestructura ferroviaria. Contempla la instalación de estaciones, además de la creación de nuevos centros de población que atraerán además de turistas, más gente que demandará más servicios: mayores cantidades de agua -en zonas donde hay escasez, como Calakmul- vivienda, alumbrado, calles, drenaje sanitario, hospitales, escuelas, entre otros, en una región que padece de esas carencias.

“Pero a como está planteado ahorita tiene un efecto neto negativo a muy negativo y si atendemos a lo que se planteó en principio, creo que el Tren Maya es un proyecto que no le conviene a México”, agregó. El Universal

Enkerlin Hoeflich afirmó que el tiempo en que se pretende realizar la consulta que anunció el actual mandatario, Andrés Manuel López Obrador, para conocer la opinión de los pueblos originarios sobre el megaproyecto “Tren Maya”, es muy corto, tomando en cuenta que debe apegarse a lo que mandata el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

5 estados se verán impactados por la operación del tren.