Pequeñas concentraciones de personas se registraron en al menos cuatro estados del país para firmar a favor de la destitución de los magistrados. Foto: AP
Entre los fallecidos está un adolescente de 13 años, quien se hallaba en la protesta del estado de Lara

El gobernador del estado Lara, Henri Falcón, denunció que las protestas contra Maduro escalaron hasta convertirse en disturbios violentos

Dos personas murieron por disparos y 12 resultaron heridas de bala en el centro de Venezuela, según un gobernador opositor, lo que eleva a cuatro los fallecidos en medio de una nueva ola de protestas contra el presidente Nicolás Maduro.

El gobernador del estado Lara, Henri Falcón, denunció que entre la noche del martes y la madrugada del miércoles las protestas contra Maduro escalaron hasta convertirse en disturbios violentos, liderados por personas fuertemente armadas en motos y automóviles.

Hay grupos infiltrados e interesados en generar anarquía y desorden. Hay heridos y fallecidos, cosa que nadie debe alentar", denunció Falcón.

La fiscalía precisó más tarde en un comunicado que está investigando la muerte de un niño de 13 años y un hombre de 36 años que "se encontraban en manifestaciones".

La crisis política se agudizó la semana pasada cuando la Justicia se arrogó facultades del Parlamento, dominado por la oposición, una decisión criticada por la fiscal y el propio Maduro y que fue revertida parcialmente.

Pero, a pesar de revertir los polémicos fallos, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sigue bloqueando el trabajo parlamentario porque sostiene que ese poder se encuentra en "desacato", por lo que miles volvieron a las calles a protestar contra lo que consideran una dictadura.

Las manifestaciones, que han sido reprimidas por las fuerzas de seguridad, han dejado decenas de heridos y, según la organización no gubernamental Foro Penal, 325 arrestos fueron realizados en la última semana con 153 personas aún tras las rejas.

En los últimos días, dos jóvenes murieron por disparos de la policía mientras protestaban.

Al menos 14 negocios resultaron afectados en la localidad de Guarenas, luego de que un grupo de personas entrara por la fuerza hoy en un centro comercial y saqueara los locales. Foto: AP

El antichavismo prevé que mañana haya manifestaciones en los 335 municipios del país, una "protesta sorpresa" para el viernes, una quema de un muñeco con la cara del presidente Nicolás Maduro el domingo y para el lunes un "trancazo" de todos los accesos a la capital venezolana.

Los opositores siguieron este miércoles con la recogida de unas firmas que esperan presentar al defensor del pueblo, Tarek William Saab, para que, como jefe del Poder Ciudadano, respalde el proceso iniciado en la Asamblea Nacional (AN), de mayoría antichavista, contra dichos jueces.

El Legislativo acusa a los integrantes de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de haber dado un "golpe de Estado" tras emitir dos sentencias que despojaban a la Cámara de sus atribuciones y limitaban la inmunidad de los diputados, aunque luego estas resoluciones fueron parcialmente suprimidas.

Por ello, pequeñas concentraciones de personas se registraron en al menos cuatro estados del país para firmar a favor de la destitución de los magistrados, o al menos así lo indicó en Twitter la MUD, que mostró fotografías para dar cuenta de esta jornada.

Bajo el lema "Yo firmo contra el golpe", decenas de ciudadanos en estados como Delta Amacuro, Aragua y Falcón, así como en Caracas, asentaron sus datos en los formularios que la oposición ha dispuesto en todo el país para buscar estos respaldos, cuya fecha de traslado hasta la Defensoría del Pueblo no ha sido anunciada.

Al menos 14 negocios resultaron afectados en la localidad de Guarenas, en el céntrico estado de Miranda y cercana a Caracas, luego de que un grupo de personas entrara por la fuerza hoy en un centro comercial de la zona y saqueara los locales a su paso.

Además, varios chavistas y opositores se enfrentaron este miércoles al concluir una misa ofrecida por el cardenal venezolano Jorge Urosa Sabino poco antes de que se iniciara la procesión del Nazareno de San Pablo, en el centro de la capital.

El enfrentamiento se originó después de que Urosa pidiera en su homilía a los feligreses elevar sus súplicas para pedir a Jesucristo que "ayude a resolver nuestros conflictos de manera pacífica y democrática", a lo que una parte de los asistentes a la misa respondió con consignas que reclamaban "libertad", mientras otros lo hicieron con lemas a favor del gobierno.

Horas antes, el religioso, en rueda de prensa, había instado al gobierno a no "seguir amparando" a supuestos grupos violentos que estarían actuando contra las manifestaciones de las últimas semanas que han dejado decenas de heridos y detenidos, según balances oficiales.

Varios chavistas y opositores se enfrentaron este miércoles al concluir una misa ofrecida por el cardenal venezolano Jorge Urosa Sabino poco antes de que se iniciara la procesión del Nazareno de San Pablo, en el centro de la capital. Foto:AP

En medio de las protestas, por la tarde de este miércoles Maduro sube a su cuenta de Twitter un video en el que recuerda el golpe de Estado hace 15 años, en el cual quisieron destituir a su predecesor, Hugo Chávez:

 

El presidente de la Organización de Estados Americanos habla para CNN sobre el conflicto venezolano:

(Con información de Milenio, CNN en Español y Excélsior)